Buscar
Usuario

Vida

Froilán, Victoria Federica y las infantas usaron las tarjetas black del rey Juan Carlos: así fueron sus gastos

Se aprovecharon del dinero negro del rey emérito a través de tarjetas opacas que habrían tenido a su disposición para gastar en lo que quisieran.

Froilán, Victoria Federica y las infantas usaron las tarjetas black del rey Juan Carlos: así fueron sus gastos Froilán, Victoria Federica y las infantas usaron las tarjetas black del rey Juan Carlos: así fueron sus gastos

La Fiscalía Anticorrupción está investigando los gastos de varias tarjetas black que usaban los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía, así como alguno de sus familiares, incluyendo algunos de sus nietos. Este dinero sin declarar procedente de un empresario mexicano se abonaba desde una cuenta en la que ni el rey emérito ni su familia aparecen como titulares, pero desde el que se habrían beneficiado a través de estas tarjetas opacas.

Aunque en un principio se desconocía qué miembros de la familia del emérito habría usado estas tarjetas black, El Confidencial revela que habrían sido sus hijas, las infantas Cristina y Elena, así como sus nietos, Froilán y Victoria Federica. Los que más gastos habrían cargado habría sido los hijos de la duquesa de Lugo, que habrían hecho uso de las tarjetas para todo tipo de caprichos personales.

Como señala el citado medio, durante al menos tres ejercicios fiscales habrían usado esos fondos para pagar desplazamientos en Uber o clases de piano, así como compras en El Corte inglés. "Los dos hijos de la infanta Elena y Jaime de Marichalar fueron los que hicieron un uso más intensivo de esta fórmula de pago. En lo que respecta a los pagos en El Corte Inglés, los descendientes del rey no solo usaron la tarjeta de crédito sino que también se han encontrado cargos efectuados con tarjetas cliente que se alimentaba de la misma cuenta", apunta El Confidencial.

La investigación concluye que las entregas de dinero al emérito comenzaron presuntamente en 2016, dos años después de que Juan Carlos I abdicara y perdiera su condición de inviolable, y no se detuvieron hasta 2018. El volumen que habría circulado por este canal de financiación superaría en al menos tres ejercicios los 250.000 euros anuales, una cuantía que marca el límite para que un fraude a Hacienda por transferencias no declaradas sea un delito fiscal.

Estos fondos también habrían sido utilizados por la infanta Elena para comprar una yegua de competición para Victoria Federica. Los pagos de la compra y manutención del animal, que han corrido a costa del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, exdirectivo de Goldman Sachs, no fueron declarados a la Agencia Tributaria, lo que ha abierto una investigación por posible blanqueo de capitales.

El rey Juan Carlos, junto a sus hijas, las infantas Elena y Cristina "El rey Juan Carlos, junto a sus hijas, las infantas Elena y Cristina"

El dinero partía de las manos del empresario mexicano para que Juan Carlos I sufragara vuelos, hoteles, restaurantes y otras partidas de carácter personal. El dinero llegaba a una cuenta administrada por el colaborador de la Casa del Rey, el coronel del Ejército del Aire y ayudante de campo Nicolás Murga, por lo que el rastro del rey emérito quedaba oculto hasta que una investigación de Hacienda destapó el vínculo entre ambos.

Según se desprende de la investigación, entre los beneficiarios de estas tarjetas black no se encontrarían los actuales reyes de España, Felipe VI y doña Letizia, ni tampoco las hijas de estos, la princesa de Asturias, Leonor, ni su hermana la infanta Sofía.

Vuelta a casa por Navidad

Esta información se conoce después de que el emérito rey Juan Carlos, huido en Abu Dabii desde que saltaran sus ultimo escándalos, haya expresado su deseo de regularizar su situación fiscal con la presentación de un escrito a través de su abogado en Hacienda. La declaración, eso sí, no está relacionada con sus posibles bienes en el extranjero, sino con el uso que hizo de las tarjetas black durante el periodo en el que ya no estaba protegido por la inviolabilidad.

El patriarca de los Borbones, que lleva fuera de España desde el pasado mes de agosto, también habría expresado su deseo de regresar a España por Navidad. Sin embargo, desde España hay cierto recelo sobre su vuelta ya que la deteriorada imagen de la monarquía podría verse de nuevo afectada. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, por el momento ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser que no hay noticias de que vaya a regresar.

Artículos recomendados

Comentarios