El plan de Francisco Franco para invadir Gibraltar, Portugal y Marruecos

El plan de Francisco Franco para invadir Gibraltar, Portugal y Marruecos

Una posible victoria alemana en la Segunda Guerra Mundial dio alas a las ideas expansionistas del tirano aunque finalmente se impuso la prudencia.

Política Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 20 Noviembre 2017 11:38

La Historia de la España del siglo XX está escrita desde hace décadas. El dictador Francisco Franco, que se mantuvo al mando casi 40 años sometiendo a la población tras ganar la Guerra Civil española, aspiraba durante su gobierno impuesto a recuperar el poder imperialista que tuvo el país durante varios siglos atrás.

La Segunda Guerra Mundial pudo haber sido ganada por los nazis alemanes. Y uno de los cambios estratégicos más significativos hubiera puesto en riesgo la 'neutralidad' de España dentro del combate internacional. Franco se planteó luchar junto a los nazis y los fascistas contra los Aliados, es decir, contra Estados Unidos, China, la Unión Soviética y Reino Unido. 

Una posible victoria de Hitler hubiera propiciado que el dictador español invadiera Gibraltar, Portugal y la parte francesa de Marruecos. Estas eran las aspiraciones de Franco y para lograrlas ya había trazado los planes que se pondrían en marcha. Así lo ha explicado el historiador y profesor del Instituto CEU de Humanidades Ángel Ayala, Manuel Ros Agudo, durante la presentación de su nuevo libro "La Gran Tentación. Franco, el imperio colonial y los planes de intervención en la Segunda Guerra Mundial".

Una oportunidad única

Francisco Franco junto al líder nazi Adolf Hitler "Francisco Franco junto al líder nazi Adolf Hitler"

La derecha española, según afirma el historiador Victor Moralez Lezcano, siempre ha querido recobrar la presencia internacional e imperialista de España y "jugar un papel importante en la Historia". Es por ello que Franco quería aprovechar la posibilidad de que los fascistas y los nazis consiguieran doblegar a los Aliados para situar al país en el centro de la política a nivel mundial y recuperar varios territorios perdidos.

La idea principal de Franco era 'asestar' el golpe definitivo a Gran Bretaña arrebatándole Gibraltar. Acto seguido, España invadiría Portugal para evitar que este país apoyara a los británicos en su respuesta. Y, para rematar, las pretensiones expansionistas llegarían hasta el Marruecos francés. Un territorio que siempre había estado en el punto de mira del militar y sus compañeros de tropas de África.

Las intervenciones definidas en tres grandes golpes estaban preparadas al milímetro por Franco y sus colaboradores. Sin embargo, finalmente se impuso la prudencia. Asimismo, Hitler y Mussolini no querían que la entrada de España en la guerra desestabilizara la estrategia de las potencias del Eje, por lo que las demandas de Franco no fueron atendidas por el líder nazi, según afirma Agudo en su libro.

Según el historiador Victor Moralez Lezcano, la derecha española siempre ha aspirado a recobrar la presencia internacional "Según el historiador Victor Moralez Lezcano, la derecha española siempre ha aspirado a recobrar la presencia internacional"

La decisión de Franco podría haber cambiado el rumbo de la Historia. España se encontraba recomponiéndose de una fatídica guerra civil y su intervención en el conflicto mundial con toda probabilidad hubiera tenido unas consecuencias nefastas para los españoles.

Agudo afirma que las aspiraciones del dictador "estaban presentes" y el país se pudo haber visto abocado a abandonar su postura de "no intervención" para luchar junto a Alemania y el resto de países que la apoyaban. Sin embargo, la personalidad "prudente" de Franco se impuso y las aspiraciones expansionistas del tirano plasmadas en las estrategias definidas quedaron sin la firma del caudillo. Los españoles pudieron respirar tranquilos al no verse implicados en otro conflicto armado.

Comentarios