Buscar
Usuario

Vida

La forma en que escribes determina cómo eres en el sexo

La letra 'g' es clave para conocer cómo somos en el plano sexual.

La grafología trata de determinar nuestra personalidad en base a la forma en la que escribimos, dónde situamos nuestra firma aleatoriamente en un folio en blanco, o cómo realizamos nuestra rúbrica.

Aunque pueda parecer discutible, la técnica cuenta con cierto consenso en el mundo científico y es capaz de determinar muchos rasgos de nuestra personalidad. Porque si te fijas bien, no existen dos personas que firmen o escriban igual. Y todo ello tiene, evidentemente, una explicación: la influencia de nuestra personalidad y nuestras experiencias.

Ahora, sexología y grafología han querido aunarse con el fin de que comprendamos uno de los aspectos más determinantes en nuestra vida: el sexo. Los expertos afirman que son capaces de reconocer la manera en la que unapersona se comporta en la cama a partir de la manera en la que escribe en un folio. Y para ello, hay algunos detalles muy determinantes a la hora de conocernos a nosotros mismos (y también a los demás). Te damos una pista: la clave está en la manera en la que escribes la letra G.

1 ¿La letra G?

La manera en la que escribes la letra G es determinante a la hora de conocernos en el ámbito sexual "La manera en la que escribes la letra G es determinante a la hora de conocernos en el ámbito sexual"

Las técnicas de la grafología suelen asignar una letra a cada aspecto de la dimensión humana con el fin de comprender cómo nos comportamos o cómo somos. Así, la G es la letra encargada de definir nuestra sexualidad, cómo nos vinculamos con el otro, emoción, erotismo y capacidad de entrega en estos ámbitos.

Pero en concreto, la manera en la que escribimos de manera espontánea esta letra determina nuestro líbido, es decir, la energía sexual que poseemos. Algo que es determinante para saber cómo somos en el plano sexual y sobre todo para reconocer algunas posibles carencias con las que estamos conviviendo.

Por todo ello, hay que tener en cuenta diversos puntos de la letra para reconocer cómo somos en la cama atendiendo a diversos aspectos:

2 Óvalo

Diversas formas de escribir la 'g' ovalada (Fuente: Grafología y personalidad) "Diversas formas de escribir la 'g' ovalada (Fuente: Grafología y personalidad)"

Si atendemos a la 'g' minúscula, se trata del círculo ovalado de la parte superior de la letra. Fíjate en las siguientes formas de escribirla y te explicamos qué implican:

1. Letra 'g' sin óvalo: implica una vida sexual poco afectuosa, con instintos exagerados, en los que se tienen muchos deseos de practicar nuevas posiciones en la cama, pero no se cumplen en la vida real.

2. Óvalo pequeño, eje gureso: Denota timidez o egoísmo en el plano sexual, lo que impiden demostrar el afecto necesario en una situación de estas características. Además suelen esconder deseos de tener aventuras sexuales.

3. Óvalo grande, eje pequeño: Persona con una gran sensualidad y afectuosidad pero, paradójicamente, con poca vida sexual y pocas dotes como amante en la cama. Sin embargo, posee habilidad para esforzarse en sus contactos sexuales. Frígido, con poca fantasía y deseos sexuales.

4. Óvalo grande, eje atrofiado: Obligado a permanecer en abstinencia sexual porque no encuentra oportunidades de ir a la cama con otra persona.

5. Óvalo Abierto: Busca una buena relación, acostumbra a ser generoso con los demás. Si el óvalo llega a ser demasiado abierto, puede alcanzar el extremo de la locuacidad y la poca capacidad de guardar confidencias. Suelen ser poco discretos.

6. Óvalo cerrado: Persona con una intimidad muy reservada, no acostumbra a hacer confidencias a los demás. Suelen mostrarse como personas muy frías y distantes.

7. Óvalo separado del eje: A pesar de que es conveniente confirmarlo con otros rasgos, las personas que suelen escribir la 'g' de esta manera acostumbran a separar lo afectivo de lo instintivo, por lo que pueden ser más proclives a practicar la promiscuidad.

3 El ancho del pie de la letra

El ancho del pie determina cómo somos en el ámbito creativo de la sexualidad "El ancho del pie determina cómo somos en el ámbito creativo de la sexualidad"

En este caso, es determinante para evaluar la dimensión creativa de nuestra sexualidad.

Por todo ello, en los casos en los que escribimos la parte baja de la g de una manera ancha, estamos demostrando que tenemos una serie de vivencias y de deseos sexuales muy destacadas. 

Sin remarcamos mucho el pie, podemos caer en tendencias más cercanas a la parafilia e incluso si es largo, puede denotar que tendemos a practicar conductas sexuales mucho más agresivas.

En el plano contrario, el pie de la letra es pequeño y estrecho, indica que nuestra vida sexual se encuentra en plena represión, que no tenemos deseos o impulsos sexuales o que estamos intentando luchar contra ellos.

Si el pie es corto y estrecho, indica que desplazamos la libido a otras esfera, como el misticismo, aunque puede denotar aspectos negativos como inseguridad, timidez sexual, debilidad o impotencia.

4 Forma en la que ligamos la 'g' con el resto de letras

Las personas que no unen la 'g' con el resto de letras pueden contar con problemas para canalizar sus impulsos sexuales "Las personas que no unen la 'g' con el resto de letras pueden contar con problemas para canalizar sus impulsos sexuales"

La forma en la que unimos una letra con la siguiente acostumbra a demostrar nuestra capacidad de sincronizar afectividad y placer, es decir, cuánto estamos de dispuestos a conectar e interactuar con los demás.

Por ello, si la letra está ligada se muestra que la líbido se desarrolla de manera espontánea, sin artificios, y que se entrega a la otra persona sin condicionamientos.

Por el contrario, si la letra no está ligada, puede indicar que la persona tiene problemas para canalizar sus deseos e impulsos sexuales, es una persona emocionalmente independiente, con dificultades para conservar un vínuclo de pareja y que desvía su líbido hacia otros intereses.

5 Presión

La presión determina nuestro grado de madurez en la cama "La presión determina nuestro grado de madurez en la cama"

La presión con la que escribimos también es determinante a la hora de demostrar cómo nos comportamos en la cama.

Así, si acostumbramos a escribir la 'g' con presión firme y regular, significa que nuestro desempeño a la hora de mantener relaciones sexuales es completamente normal y sobre todo que somos capaces de controlar nuestros impulsos.

Si la presión es blanda, indica falta de expansión en materia sexual. Por otro lado, si hay temblor indica inmadurez y una presión débil afirma que somos tímidos en el plano sexual y estamos poco dispuestos a descubrir nuevas técnicas o posturas en la cama.

6 Inclinación de la letra

Por último, la inclinación de la letra también es fundamental a la hora de determinar cómo interactuamos con los demás en el plano sexual.

La forma en que inclinamos la 'g' determina cómo interactuamos con los demás en la cama "La forma en que inclinamos la 'g' determina cómo interactuamos con los demás en la cama"

Si escribimos la 'g' inclinándola hacia la derecha, todo ello indica que tenemos una buena adaptaci´on y que no nos encontramos con ningún problemas para relacionarnos con los demás, no encontramos problemas para dar rienda suelta a nuestro líbido.

Por otro lado, si está inclinada hacia la ziquierda, todo ello indicará que somos más inhibidos, que tenemos complejo de inferioridad, introversión o problemas a la hora de expresar nuestros deseos sexuales.

Por otro lado, si escribimos la 'g' de manera recta, todo ello indicará que contamos con un fuerte auto-control en la cama, pero tampoco es tan bueno, ya que puede llegar a la frialdad y situaciones en la que el pensamiento dirige todas las emociones y sentimientos. Por ello, también pueden ser personas poco empáticas.

Artículos recomendados

Comentarios