Buscar
Usuario

Noticias

Un nuevo informe forense habla de la violenta muerte de La Veneno: "No fue accidental"

La muerte de una de las vedettes y colaboradoras de la historia de la televisión en España sigue siendo un misterio que su familia quiere resolver.

Un nuevo informe forense habla de la violenta muerte de La Veneno: "No fue accidental"

Casi tres años después de su muerte, La Veneno vuelve a ser noticia. Las dudas en torno a las causas de su fallecimiento no llegaron a esclarecerse entre los más desconfiados. Parte de su familia, entre ellos su hermano Francisco y su hermana Mari Pepa, defendían que Cristina no murió a causa de un accidente en su baño que, según la versión oficial, fue el responsable de acabar con su vida.

Ahora un informe, presentado por el forense Luis Frontela Carreras, vuelve a reabrir el caso y afirma que el cuerpo de Cristina presentaba los signos correspondientes a haber sido maltratada y llevada por ello hacia la muerte. "De todo lo cual se deduce que se ejerció violencia sobre el cuerpo de Cristina Ortiz Rodríguez, La Veneno, que le produjo la muerte, y que de ninguna manera fue accidental", recoge El Cierre Digital en el informe cedido por el especialista en Medicina Legal y Forense de la Universidad de Sevilla.

Estos familiares siempre alegaron que la policía y las autoridades habrían querido esconder que Cristina Ortiz tenía hematomas y magulladuras por todo su cuerpo antes de morir a sus 52 años. Su versión llega a asegurar que se deshicieron de la ropa ensangrentada que portaba poco antes de ser trasladada al hospital. Nunca se le llegó a practicar una segunda autopsia, aunque sí un nuevo informe, el cual volvió a determinar su muerte no violenta

La versión de su pareja, Ali Bogdan Calin

Cristina Ortiz fue incinerada y nunca más se supo, excepto que su ex pareja vendió todas sus pertenencias y que recibió 2.000 euros por parte de su familia para abandonar la vivienda donde ambos residían. No tenían un duro y sus amigas lo sabían, además pudieron comprobar que Alin le había robado en varias ocasiones, lo cual ocasionaba constantes peleas en el domicilio según afirmaron algunos vecinos.

Esto evidenció las razones por las que apareció una demanda interpuesta por la almeriense poco antes de su accidente, en la que describe al rumano como su "ex pareja" y le acusaba de "violencia de género". De hecho, el día anterior al terrible suceso, alertó a los servicios de emergencia, que no pudieron acceder porque La Veneno les negó el acceso, según su relato.

Sin embargo, Ali siempre se defendió de las acusaciones y se declaró inocente,  asegurando que se querían mucho. Desde otra perspectiva, la pareja sentimental de Cristina confesó que tuvieron una discusión por una cantidad de dinero que Calin había empleado en algo distinto a lo que Cristina tenía entendido, por lo que la vedette le intentó echar de casa, a la vez que llamaba a la policía para asustarlo. Horas más tarde le perdonó, ambos pasaron horas juntos, el chico se fue pero volvió más tarde y la encontró en el sofá con sangre y un golpe en la cabeza. 

Tras la polémica surgida después del fallecimiento de la actriz, y una vez en la morgue, gran parte de su familia se quiso desentender del asunto, incineró a Cristina en secreto, pagó al chico y a día de hoy no tienen relación con los parientes que defienden la teoría que ahora ha sido confirmada por el forense Frontela.

Cabe destacar que todo ha sido posible gracias a la solicitud urgente que presentó Mari Pepa Ortíz. La hermana de la cantante fallecida ya había querido sacar a la luz las fotografías que ella misma tomó al cuerpo, y aseguró que acabarían viendo la luz en los medios de comunicación. Varios años después, sigue en busca de la verdad y contará con la ayuda de un despacho de abogados para poder investigar la muerte de su hermana "como se merece".

Artículos recomendados

Comentarios