'Football Leaks': Las vergüenzas del fútbol moderno al descubierto

'Football Leaks': Las vergüenzas del fútbol moderno al descubierto

En el fútbol moderno cada vez tiene menos impacto lo que ocurre sobre el terreno de césped y cobra más relevancia lo que sucede en los palcos y los despachos. En un mundo en que las empresas comienzan a poner los nombres a los estadios, 'Football Leaks' lo confirma: el fútbol profesional está podrido.

Economía Raúl Araque Berjano Raúl Araque Berjano 12 Diciembre 2016 10:44

Estos últimos años, en los que las tecnologías se han apropiado de nuestras vidas, ha surgido un nuevo tipo de terrorismo, conocido como ciberterrorismo, en donde los yihadistas se convierten en hackers (piratas informáticos) y las bombas en leaks (filtraciones). Los casos más conocidos han sido los de Edward Snowden y Julian Assange, responsables de filtrar documentos altamente confidenciales de la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU y de crear la web de filtración de documentos Wikileaks, respectivamente. Ambos, tuvieron que pedir asilo en diversos países, aunque finalmente fue Ecuador quien alojó a ambos piratas (Assange vive en la embajada ecuatoriana en Londres). Y es que ser hacker no es fácil ni agradecido.

Sin embargo, tiene un especial encanto que hace que esté de moda, ya sea en la ficción -las dos primeras temporadas de 'Mr. Robot' han cautivado a la crítica- o en la realidad. Los últimos herederos de Snowden y Assange (o del grupo Anonymous) se han centrado en el deporte, en concreto en el fútbol. Y los 18 millones de documentos que conforman el Football Leaks han revelado a la sociedad (a través del alemán Der Spiegel) algunos secretos de la trastienda del deporte: los contratos de los profesionales.

1 El fraude fiscal de jugadores de Primera División

Xabi Alonso, investigado por Hacienda "Xabi Alonso, investigado por Hacienda"

Fue el caso de Cristiano Ronaldo el que levantó una mayor polémica, lo cual no es objeto de sorpresa viendo la presunta cantidad desviada a las Islas Vírgenes Británicas durante 12 años (7 de ellos, jugando y viviendo en España): ni más ni menos que 105 millones de euros. Sin embargo, no es el único. Y es que la Fiscalía española ya ha denunciado a otros tres futbolistas por delitos contra la Hacienda Pública: los ex-madridistas Xabi Alonso, Ángel DiMaría y Ricardo Carvalho. Además, ha comenzado a investigar al aún merengue Fabio Coentrão y al ex-colchonero Radamel Falcao.

Pero, al margen de la Fiscalía, la Agencia Tributaria también investiga a otros futbolistas de primer nivel que estarían involucrados en presunto fraude fiscal: es el caso de Luka Modric, que habría desviado fondos de derechos de imagen a un banco en Luxemburgo, y de Pepe, quien, junto con el ya mencionado Coentrão, habría defraudado más de 7 millones de euros a las arcas del Estado. Y es que, según informa El Mundo, gran parte de estos futbolistas en el ojo del huracán no se encuentran en esta situación por mera casualidad: Muchos de ellos (Cristiano, Coentrão, Carvalho, Falcao y Pepe, además del mediático ex-entrenador del Real Madrid José Mourinho) están representados por el omnipresente Jorge Mendes, quien tendría una red para ocultar los beneficios de algunos de sus clientes. Ahora extaraña menos que Mendes cuente con unas ganancias anuales como agente futbolístico de alrededor de 85 millones de euros.

Además, las filtraciones también apuntan al alemán Mesut Özil, que presuntamente eludió pagar impuestos en dos de sus temporadas en el Real Madrid; Javier Pastore, jugador de la Ligue 1 francesa; Higuaín, ex madridista y actualmente residente en Italia; y el francés recién afincado en Inglaterra Paul Pogba, el fichaje más caro de la historia del fútbol.

2 El padre de Ødegaard y la lección de civismo

Al padre de la estrella Noruega de apenas 17 años se le ofreció el pasado año la posibilidad de pagar menos impuestos de los derechos de imagen de su vástago, una jugosa -y millonaria- tentación para muchos. Sin embargo, haciendo gala de una firmeza y un civismo noruego, decidió declinar la oferta. Lo explicaba diciendo que "de todos modos ganará mucho dinero, así que también es una cuestión moral sobre cuánto debe esforzarse en intentar ahorrarse algo de dinero de impuestos, cuando otras personas luchan más para pagar los suyos". De entre todas las sombras, Football Leaks también nos deja algunas luces.

3 Cláusulas extravagantes

Además de fraude fiscal, las filtraciones también han revelado algunos datos de los futbolistas como sus sueldos, las primas por objetivos que recibían...y algunas cláusulas de lo más extrañas.

Van der Vaart y las botas rojas

Una de las rivalidades más conocidas del fútbol patrio es la del Betis y el Sevilla, cuyos derbis se viven con una pasión especial. Lo que pocos saben fuera de la capital andaluza es hasta qué punto existe en la ciudad dicha rivalidad. Pero para muestra un botón: en el contrato del holandés Van der Vaart se le prohibía vestir botas rojas con la elástica verdiblanca, por ser el color del eterno rival.

Agger y la publicidad gratuita a su empresa

Daniel Agger volvió a su casa, el Brøndby danés, en 2014. Volvía tras ocho temporadas en el Liverpool, convertido en una leyenda en su país. Y vaya si aprovechó ese nuevo estatus: una cláusula de su nuevo contrato decía que el equipo tenía que hacer publicidad en su estadio de una empresa familiar de Agger, ¡de forma gratuita!

Vermaelen, un catalán más

Thomas Vermaelen, fichaje del F.C. Barcelona, ha dado más que hablar por aspectos poco relacionados con el fútbol que con su destreza dentro del terreno de juego en España. Lo último, al quedar al descubierto gracias al Football Leaks una cláusula del contrato de Vermaelen que decía que tenía que "hacer el máximo esfuerzo posible para integrarse en la sociedad catalana". Eso sí, la adaptación tenía premio en forma de bonus. Como también tenía premio que "el cuerpo técniico pudiera colocarle en la posición que considerara oportuna o 'usarle' en otras actividades deportivas": 100.000 euros, concretamente.

Thomas Vermaelen se catalaniza por cláusula "Thomas Vermaelen se catalaniza por cláusula"

Bad Boy Balloteli

En el Liverpool estaban precavidos de la fama de chico malo del italiano, por lo que decidieron poner una cláusula de buen comportamiento, que incluía, entre otras cosas, "no ser expulsado más de tres veces" o "no escupir a un rival", a cambio de un millón de libras. ¿A nadie se le ha ocurrido una cláusula semejante para Rafael Hernando?

Lavezzi, el emperador chino

El jugador argentino sorprendió a propios y a extraños su adiós al fútbol europeo para abrazar el balompié asiático. Menos sorprendió cuando Football Leaks reveló que se trataba del jugador mejor pagado del planeta (superando a Cristiano y Messi), con un sueldo de 52 millones de euros por sólo 23 meses: es decir, gana 1 euro cada segundo. Además, en su contrato se aseguraba de que el club de la provincia china de Herbei le pagara dos viviendas amuebladas, dos coches, cocinero y chófer particular. Vaya, parece el último emperador de la dinastía Qing.

Lloris y las primas por perder

"Perder, a veces, es ganar", dicen. Lloris, portero del Tottenham, piensa igual. Y es que en su contrato se estipula que gane o pierda, se embolsará cada partido varios miles de euros: en el caso de ganar, 9.500; si pierde, 'sólo' 4.200. Ah, y 8.400 por ser titular. Una fiesta.

La 'amnistía' Thiago Silva

"Oye, jefe. Que para que me contrates voy a exigir que me pagues las deudas que tengo con Hacienda". Nadie, nunca, en ningún lugar... Excepto el defensor del PSG Thiago Silva, que, para mudarse de Milán a París, exigió al equipo galo que se hiciera cargo de sus 'pufos' con la Hacienda italiana. En total, unos 2,5 millones de euros. Un buen pellizco para comenzar en una nueva ciudad.

Cristiano y la confidencialidad

En este caso no es el futbolista, sino los empleados domésticos de éste quienes tienen una cláusula de lo más extraña: si cuentan algo de su vida privada antes de que se cumplan 70 años de su muerte tendrán que pagar un mínimo de 300.000 euros al jugador (o su familia). Como para decir algo.

Autógrafos millonarios

Panini decidió que sería buena idea 'fichar' a Neymar y Cristiano Ronaldo para que firmaran los cromos coleccionables de la empresa. Los astros futbolísticos, creyeron que era una idea buenísima. Y es que, por un puñado de sus estampas (el portugués, firmó 1.000 y el brasileño, 600), llegaron a percibir cifras verdaderamente astronómicas: 47.400 euros el crack blaugrana y casi 166.000 el delantero merengue. No fueron los únicos: Xavi Hernández, cuando aún militaba en el Barça, percibió 38.000 euros por la misma empresa y Laudrup, ya como ex-jugador, casi 15.000.

Censura y respuesta política

Cristiano Ronaldo es uno de los protagonistas de los Football Leaks "Cristiano Ronaldo es uno de los protagonistas de los Football Leaks"

La información que está saliendo a partir de estas masivas filtraciones (de las cuales aún quedan datos por conocer) ha tenido respuesta tanto política como judicial en nuestro país, en donde está siendo difundida por el diario El Mundo, como miembro del European Investigative Collaborations (donde está Der Spiegel).

Y es que el magistrado de Madrid Arturo Zamarriego amenazó al director del diario con hasta 5 años de prisión si continuaba difundiendo dichas informaciones, al tratarse de "datos de carácter confidencial, de índole fiscal y relativa a cuestiones legales de clientes del despacho de abogados" Senn Ferrero, el cual habría asesorado a Cristiano Ronaldo y otros futbolistas implicados en cuestione de evasión fiscal.

Numerosos medios de comunicación y periodistas se han opuesto a esta decisión, que tan sólo se ha dado en España, incluidas la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) o la Federación de la Prensa (FAPE), por incumplir el Artículo 20 de la Constitución (que ampara el derecho a "comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión"). Aunque otros medios han preferido desmarcarse de la polémica, como es el caso de El País, el cual, según asegura El Confidencial Digital, ha decidido "no hacerse eco de las informaciones", llegando a "censurar" un artículo al respecto del británico John Carlin.

Por su parte, la política, como no podía ser de otro modo, sí que se ha hecho eco de estas informaciones. Los primeros en sacarlo a colación fueron Josep Vendrell y Alberto Garzón, de En Comú e Izquierda Unida, respectivamente, y socios en la coalición Unidos Podemos, al anunciar que presentarían 10 preguntas al gobierno sobre el tema en el Congreso de los Diputados. Más tarde, se sumaron el PSOE y Ciudadanos, y el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ya ha declarado que "los que no cumplen la ley serán investigados", añadiendo que "la Agencia Tributaria lleva muchos años de trabajo eficaz y de profesionalidad en defensa del interés general".

Football Leaks, pese a las decisiones judiciales, amenaza con seguir recordándonos que el fútbol profesional, para desgracia de quienes, humildemente, se dejan la piel por ese deporte y por el club de su alma, está podrido desde el tuétano. La duda ya sólo es: ¿hasta qué punto? 

Comentarios