Buscar
Usuario

Noticias

Font Vella lanza botellas con tapones de colores y extremistas piden boicot por el amarillo

La marca ha tenido que lanzar un mensaje aclarando la polémica de aquellos que la acusaban de adhesión a la causa independentista.

La cuestión catalana, en ocasiones, alcanza límites ridículos. El debate sobre la independencia ha tomado las calles de toda España llegando a desvirtuarse por las gilipolleces torpezas de algunos exaltados, en muchas ocasiones azuzados por la clase política. En mitad de este panorama, los símbolos adquieren especial importancia y ha sido el color amarillo el elegido por los soberanistas catalanes para reivindicar sus ideas. Así, multitud de lazos de esta tonalidad ocupan espacios en Cataluña mientras desde la otra parte se afanan en quitarlos, dando lugar a una guerra tan grotesca como irrisoria.

Una cuestión tan espinosa que está dividiendo a la sociedad también da lugar a polémicas, aunque algunas de ellas sean completamente absurdas. La última de ellas se ha vidido en las redes sociales y la protagonista ha sido la conocida marca de agua embotellada Font Vella.

Con motivo del fin del verano, Font Vella ha lanzado una Summer Collection con fotografías de diferentes puntos de España decoradas con tapones de colores, entre ellos el amarillo. Esto ha sido suficiente para que algunos exaltados crearan un bulo que ha corrido como la pólvora. A través de Twitter, algos usuarios han pedido el boicot a la marca por entender que el amarillo de su tapón esconde adhesión al procés y solidaridad con los políticos encarcelados tras el 1 de octubre. 

Resulta evidente que el tapón en cuestión no esconde ningún mensaje político, especialmente si vemos que la fotografía que acompaña a esta botella es de la Tacita de Plata, en Cádiz. Y sí, el amarillo es el color de Cádiz. Nada ha impedido, sin embargo, que la marca de agua se convirtiera en tendencia en España teniendo que lanzar un mensaje aclarando lo sucedido: "Realizar un boicot por tener tapones de diferentes colores para que cada uno elija el que más le guste quizá no es la opción más plural. Además ese tapón amarillo, tenemos de muchos otros colores. Son solo colores para que nuestras botellas sean más bonitas, nada más".

Tal ha sido la polémico, que incluso Maldito Bulo ha dedicado uno de sus tuits a desmentir los incendiarios comentarios. "El envase se lanzó en julio de 2018 dentro de una campaña con instagramers. La campaña, para la que se presentaron doce nuevos diseños con tapones de distintos colores, pretende dar impulso a jóvenes talentos", aclaran.

Pidiendo boicot

Multitud de usuarios se lanzaron a pedir boicot a la marca por la presencia de una botella con un tapón amarillo. A través de las redes sociales atacaron a Font Vella con mensajes de todo tipo, mensajes respondidos con soberana paciencia por el responsable en redes, que se merece que le beatifiquen.

Artículos recomendados

Comentarios