Buscar
Usuario

Vida

'Figging': la práctica sexual que consiste en meterse jengibre por el ano

Se utilizó para castigar a las esclavas y para someter a los caballos.

Hay prácticas sexuales que nos parecen nuevas pero que en realidad se utilizan desde antes de Cristo. Es el caso de la siguiente práctica sexual que os traemos hoy (si la probáis no dudéis en decírsnoslo): el 'figging' que consiste en introducir por el ano o por la vagina jengibre, aunque si no sois mucho de esta planta no os preocupéis, porque se puede hacer con cebolla o guindillas. 

El 'figging' data de hace bastantes siglos atrás porque comenzó a practicarse en el Imperio Romano como método de castigo sobre lasesclavas. Y es que el ardor que produce es tan fuerte que conseguían que no se moviesen. Sin embargo, también se utilizaba con los caballos para que estos tuviesen la cola levantada y no sólo les introducían jengibre, sino también cebolla o pimienta. 

Por tanto, podríamos decir que esta práctica sexual pertenece a lo que se conoce como BDSM ya que el objetivo es producir dolor para sentir placer. El dolor a niveles extremos, claro. Puede parecernos extraño pero según Héctor Galván, psicólogo clínico, sexólogo y Director Clínico del Instituto Madrid, cada cual "lo interpreta como algo placentero o no, en base a sus preferencias sexuales", explica a Código Nuevo. 

Jengibre pelado en forma de dildo "Jengibre pelado en forma de dildo"

¿Cómo se tiene que hacer? Los expertos aseguran que el jengibre no ha de introducirse en su manera natural ya que, por ejemplo, posee una forma bastante amorfa. Sino que debemos pelarlo y coger sólo la raíz del jengibre e introduir la forma alargada que sea similar a la de un dedo, así que ojo en la frutería que la comida no se tira. 

Experiencias...

En Internet hemos encontrado varias personas que cuentan su experiencia. Por ejemplo, el bloguero 'bdsmmanzana68', que asegura haberlo practicado con "muchas sumisas diferentes", reconoce que es una "técnica fácil de dominar, aunque es preciso tener cuidado y se requiere una preparación adecuada". También recomienda que cortes un dedo de la mano del jengibre, que no mida más de 10 centímetros, quites la piel y lo "aclares con agua fría de vez en cuando para quitar el resto de la piel y que la punta quede bien redondeada". 

Carmen Sánchez es codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona y cuenta que no conoce a nadie que haya acudido a su consulta para preguntarle por el 'figging', pero también reconoce que algunas mujeres utilizan esta planta para estimular el clítoris. "El jengibre genera una gran estimulación a la vez que un fuerte escozor y picor. Cuando el picor entra en contacto con las mucosas se produce una sensación de calor muy intensa que hace que las mujeres dilaten", relataba para Código Nuevo. 

Artículos recomendados

Comentarios