5 festivales de música convertidos en puro "postureo"

5 festivales de música convertidos en puro "postureo"

Porque todos sabemos que si vas a un festival, lo último que te importa acaba siendo la música.

Música Jorge PM Jorge PM 13 Mayo 2015 17:05

Los festivales de música se han multiplicado en los últimos años en la geografía española hasta el punto de que a cualquier verbena de pueblo se le llama festival. Como una burbuja similar a la del ladrillo o a las de las yoghurterías (tiendas que venden yogur helado para entendernos), los festivales en España se han convertido en un generoso negocio no sólo para los organizadores, sino también para las ciudades en las que se organizan.

Los festivales en España nacen de la necesidad de vender entradas de ciertos estilos musicales (sin acritud ninguna, pero grupos como La musicalité, Bongo Botrako o Miss Caffeína no pueden permitirse el vender entradas a 50€ cual Taylor Swifts de la vida), por lo que se decide reunir a todos los artistas en un mismo escenario. Y a pesar de que el grupo Second está en todos y cada uno de ellos, la afluencia ha acabado siendo masiva.  Esto quiere decir que, más allá de que te guste la música o no, vas a vivir la experiencia de estar en un festival. Lo que viene a ser que te gastas unos 60€ por subir fotos a Instagram y demostrar así que estás a la moda. Postureo con todas las letras.

Por tanto, hoy toca hablar de esos festivales a los que irías por mero postureo.

1 BBK Live

Sin duda, uno de los mejor organizados es el BBK Live de Bilbao. De ahí que las entradas acaben vendiéndose por 100€ o más por acudir los tres días. Y es que el BBK es el festival de festivales, reúne numerosos estilos y a él acuden grupos famosos que apenas pisan tierras españolas.

Este año, ya el décimo del festival, y sin ir más lejos, acuden a la cita Muse (los Taylor Swift británicos), Mumford and Sons (unos señores con barba que han decidido que eso del estribillo no se lleva), Capital Cities (one-hit wonders con su tema Safe&Sound) o Azealia Banks (quien define en el título de su primer disco muy bien a los asistentes a este festival - "Broke with expensive taste - En la ruina pero con gustos caros").

Y es por eso por lo que es el festival más indicado para ir a posturear, pues todo el stardom de la música ¿indie? acude a esta cita, y tú no te puedes quedar sin ir al menos una vez. No al menos si quieres ser cool.

2 SOS 4.8

Y claro, el sur no podía ser menos que el norte (y más en un país donde las comunicaciones con otros lugares son horribles a menos que vivas en Madrid). Así nace en Murcia el SOS 4.8 con una vocación mucho más indie (seamos sinceros, también por el mucho más reducido presupuesto) y por copiar al Primavera Sound.

En sólo dos días (de ahí lo de 4.8>48 horas) y sin campamento oficial, la cita murciana ha tenido como protagonistas en los últimos años a Pet Shop Boys, The Prodigy, The Kooks o Two Door Cinema Club en el panorama internacional o Supersubmarina, Varry Brava o Lori Meyers en el nacional. No te asustes, querido lector que escucha Los 40 Principales, lo normal es que no hayas escuchado a ninguno de estos grupos, aunque te suenen porque tu padre tiene algún vinilo por ahí con el nombre de alguno de ellos en la portada. Pero es que eso es el indie, grupos antiguos o grupos jóvenes que suenan a antiguo.

De todas formas, la capital murciana se vuelve la cuna del postureo en mayo pues lo que importa del SOS 4.8 no es quién toca sino cuán borracho te puedes poner en el aparcamiento del Eroski que hay justo enfrente. No temas si no conoces la música, tienes vodka.

3 Viña Rock

Sé que muchos de los lectores se van a indignar por añadir este festival al listado pero es lo que hay.  Y es que celebrándose en las mismas fechas que lo hace el SOS 4.8 y con un público objetivo totalmente diferente en teoría, sabemos que el Viña Rock se ha convertido en otra cuna del postureo musical cuando hay personas indecisas a la hora de elegir ir a la cita murciana o la villarobledense.

Y es que el Viña Rock se plantea como la experiencia de supervivencia extrema entre los entendidos musicales.  El rock, rap y punk español se dan cita en un festival  que da para una serie documental en Discovery Max. La imprevisible climatología de la cita (da igual que estemos en mayo porque en tres días vas a acabar muerto de frío, de calor, mojado y rezando para que no granice), la imprevisible actitud de los asistentes (lo mismo te roban las braguitas que te matan en una "olla"- baile consistente en darse con la gente mediante codazos  y rodillazos), y el encanto de las amas de casa de Villarrobledo (que están encantadas de hacerte potajes y dejarte su inmaculada ducha a cambio de un poquito de parné) hacen del Viña Rock una cita única que acabarás viviendo solo para poder twittear "Yo sobreviví al Viña". Y para echarte fotos con las vaquitas de Kukuxumusu que desde hace un par de años son la imagen del festival.

4 Primavera Sound

Y obviamente la cita en Barcelona no podía faltar, capital española del moderneo (dicho con todo el cariño del mundo, que  a un servidor le encanta esta ciudad). Es aquí donde surge el Primavera Sound, otro festival de música indie que además se ha expandido y tiene su versión en Oporto. Y no es para menos, pues nos encontramos ante el festival más antiguo de esta lista. Y también el festival cuya lista de artistas importa menos a pesar de acabar costando la friolera de 200€.

Y es que, esta vez sí, hay que ser muy indie para reconocer a alguien en la enorme lista de bandas invitadas al Primavera Sound, lo que nos hace sospechar que la gran afluencia de gente que tiene no es por la música. Pero algo tendrá Barcelona que hasta las entradas de 200€ se acaban agotando. Desde luego si quieres disfrutar de "conocidísimos" grupos como Kelela, Gúdar, Soak, Twerps o Der Panther esta es tu oportunidad. Pero si luego algún youtuber te pregunta por un grupo falso, dices que te ha encantado y media España se acaba riendo de ti, luego no vengas llorando.

5 Arenal Sound

Y ya el festival que lo mezcla todo y al que recurren todos los años los telediarios para rellenar con un reportaje en época estival sólo por el mero hecho de que se hace en una playa. Concretamente la playa del Arenal, en Burriana. Y es este hecho diferenciador el que lo vuelve otro festival de postureo. Porque en el Arenal no sólo presumes de haber escuchado en directo a The Ting Tings (They call me 'hell', they call me 'Stacey', they call me 'her', they call me 'Jane', that's not my name, that's not my name) sino que presumes de haberte puesto moreno y de pies en la playa.

Y eso sus organizadores lo saben y mezclan todo tipo de música para que todo el mundo disfrute. De ahí que este año las grandes estrellas sean tan dispares como Mika, John Newman,  Zedd,  La Pegatina o los siempre omnipresentes The Zombie Kids. Un batiburrillo de géneros para un batiburrillo de gente que va a divertirse postureando. Y bien que hacen.

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados