El fallo en los iPhone del que Apple no se quiere hacer responsable

El fallo en los iPhone del que Apple no se quiere hacer responsable

Pese a las quejas de los usuarios, la compañía aún no ha dado solución a un fallo que provoca que algunas funciones se vuelvan inutilizables.

La tecnología más moderna no está exenta de fallos y si no, que se lo digan a los de Apple, una de las compañías líderes del sector tecnológico en lo que a gadgets, telefonía e informática se refiere. Desde su llegada en 1976, la compañía fundada por Steve Jobs ha revolucionado y hecho más fácil la vida de la población mundial y aunque así sea, además del sofisticado diseño de sus creaciones, sus lanzamientos también tienen cabida para fallos y errores. Equivocarse es de sabios, y nunca mejor dicho.

La Organización de Consumidores y Uusarios (OCU) se ha hecho eco de las numerosas quejas recibidas por parte de usuarios de Apple que poseen un iPhone 7 o un iPhone 7 Plus por un fallo descrito como ''loop disease'', el cual inhabilita muchas de las funciones que se incluyen en los terminales y que limitan su uso. Entre ellas están los fallos en el audio durante las llamadas, el uso de Siri y la grabadora de voz o el uso de auriculares en el terminal. 

Aún siendo conscientes de la situación, Apple no ha ofrecido todavía una solución y a pesar de que algunos compradores han podido cambiar su dispositivo haciendo uso de la garantía. Por el contrario, otros que ya no disponían de la misma no han tenido más remedio que pagar 300 euros por un arreglo que simplemente consiste en abrir el teléfono y soldar el pin a la placa. 

Un error en el diseño

El fallo en los dispositivos de Apple no se debe a una mala utilización o práctica del mismo, sino que los expertos ya han explicado que se debe a la separación que por serie, en algunos terminales, viene establecida entre un pin del chip de audio y la placa base. Esto no solo provoca que el teléfono extienda su duración de encendido a lo largo de 4 o 5 eternos minutos, incluso en algunas ocasiones ni siquiera avanza hacia la siguiente pantalla y no permite al usuario utilizar el teléfono.

Por otro lado el icono del altavoz y Facetime aparecen en gris durante una conversación telefónica, por lo que en caso de que la persona con la que estés hablando tenga habilitada la función de establecer una videollamada, esta no podrá llegar a realizarse por culpa del ''loop disease''. En el peor de los casos, tampoco escucharías las llamadas entrantes ni salientes, pues inhabilita el audio del terminal.

Profesionales del sector han declarado que podría tratarse de un error en el diseño y por consiguiente, de fábrica, ya que en otras versiones anteriores o posteriores de la conocida marca de este hardware electrónico no se han identificado defectos similares y son muchos los que apuntan a que la compañía debería hacerse cargo de todos los casos en los que estén presentes estos desajustes. 

Comentarios