Eyacula sobre una pasajera en el avión y se defiende diciendo que fue un "ataque de tos"

Eyacula sobre una pasajera en el avión y se defiende diciendo que fue un "ataque de tos"

El hombre de 51 años fue detenido y puesto en libertad a la espera de juicio.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 14 Diciembre 2017 13:07

Coger un avión siempre despierta un poco de nervios. Las prisas por llegar al aeropuerto, el vuelco que da el estómago durante el despegue, el miedo que dan las turbulencias, las ganas por llegar al destino... En los trayectos largos, pese a lo estrecho que son los asientos, sin embargo, casi todo el mundo acaba durmiéndose, por lo que lo más peligroso que puede pasarte es que tu compañero acabe reposando su cabeza sobre tu hombro. A no ser que el de tu lado sea un depravado.

Una mujer de 32 años hacía el trayecto Belem-Basilea, lo que se tradujo en tres horas de avión, por lo que acabó durmiéndose en su asiento. A su lado había un hombre de 51 años tuvo una idea de lo más repugnante. Según la versión de la mujer, se quedó dormida nada más despegar y no despertó hasta que su compañero intentó poner su mano sobre sus genitales. Por si fuera poco, sobre su falda había una mancha sospechosa.

La tripulación de Gol Airlines tuvo que intervenir por la fuerte discusión desencadenada entre estos dos pasajeros. Ella le acusaba de haberse masturbado y de sobrepasarse con ella, mientras que él se defendió alegando que había sufrido un violento ataque de tos y que lo que parecía ser semen, en realidad era un esputo expulsado accidentalmente.  Tras escuchar las versiones de ambos, las azafatas del vuelo reubicaron al hombre en las últimos filas del avión y pusieron en conocimiento de las autoridades el incidente.

A veces volar puede ser algo traumático "A veces volar puede ser algo traumático"

Las diferentes versiones de la historia

A su llegada a Basilea, el hombre fue detenido y ambos tuviron que declarar ante la policía. "Me quedé dormida en cuanto despegó el avión. A la media hora me desperté cuando sentí que el hombre que tenía al lado tiraba de mi mano. Para mi horror, me di cuenta de que intentaba poner mi mano sobre sus genitales. Entonces, me percibí de que mis piernas estaban manchadas", relató la mujer, según recoge Diario Do Centro Do Mundo.

El hombre, por su parte, mantuvo la misma versión y alegó que todo se debía a un malentendido originado por un ataque de tos por el que escupió accidentalmente a la mujer: "Escupí sin querer y golpeé a la mujer de mi lado. Ella se enfadó y comenzó a golpearme". Aunque fue detenido, finalmente fue puesto en libertad a las pocas horas a la espera del juicio.

Comentarios