Buscar
Usuario

Noticias

Expulsan a una niña con discapacidad de un campamento por la queja de unos padres

La familia de Inés ha denunciado públicamente a la escuela de inglés que la expulsó de unos campamentos.

Expulsan a una niña con discapacidad de un campamento por la queja de unos padres

A sus 11 años, Inés ha sido expulsada de un campamento de inglés en el que se encontraba junto a otros niños. Tras esto, su familia se ha visto obligada a denunciar públicamente los hechos ya que los motivos que la escuela ha tenido en cuenta para echar a su hija de la actividad son realmente ofensivos. 

Inés tiene un "retraso madurativo de dos años e inferior motricidad a la de sus compañeros" según el diagnóstico médico, y este motivo pareció molestar a algunas familias de los niños que participaban en el mismo campamento que ella. Los hechos ocurrieron el segundo día de los campamentos, según ha informado la madre de Inés, Carolina Gómez, a El Diario. A las 23 horas de ese mismo día, la coordinadora de la actividad la llamó por primera vez para decirle que "no se hacía con Inés porque tenía un comportamiento extraño" ya que "tardaba en ducharse"

Por las quejas de otros padres

Inés fue expulsada de un campamento de inglés "Inés fue expulsada de un campamento de inglés"

Esta queja ya sorprendió a Gómez, pero fue una segunda llamada la que empezó a enfadarle. Al parecer, una de las madres de las niñas que compartían habitación con Inés se había quejado porque su niña iba a tener que "cuidar de una discapacitada". En este momento, la coordinadora del campamento manifestó a Carolina que se encontraba "entre la espada y la pared". 

La escuela de inglés que había organizado las actividades es Diverbo. Fue la dirección de la misma la que comunicó a la familia que debía ser expulsada porque "no podían hacerse cargo de ella durante las dos semanas que duraba el campamento". Las supuestas razones esgrimidas por los responsables eran que los padres y las madres de las otras niñas se habían quejado porque "sus hijas están en un colegio de integración", y "cuando llega el verano se merecen disfrutar del campamento sin tener que estar con estos niños". 

Al parecer, la coordinadora prefirió "eliminar cualquier punto de conflicto". Pero cuando los padres de Inés llegaron al campamento para llevársela, recibieron otra excusa por parte de los monitores responsables: la menor "no se adaptaba al nivel de inglés exigido en el campamento". Pero tal y como informa El Diario, en la web de Diverbo se especifica que la programación para el día en el que se fue Inés incluía juegos en inglés, piscina y películas. 

Bullying y negligencia

Este es un caso más de bullying "Este es un caso más de bullying"

En esta misma web, especifican que sus intenciones como escuela se basan en tres ideas principales: diálogo, diversión y diversidad, los "pilares en los que se basa nuestra filosofía de empresa y nuestra metodología de aprendizaje". Después de conocer lo ocurrido, desde la organización de la misma deberían replantearse la coherencia de sus valores. 

Pasados unos días, a la familia de Inés todavía no se le ha devuelto el dinero que pagaron para que su hija disfrutara de las colonias. Ellos mismos califican el caso de "bullying", y llegan a acusar a la coordinadora del campamento de negligencia por haber calificado a Inés como "discapacitada" delante de las otras niñas con las que compartía habitación. A la menor, la monitora le dijo que "se tenía que ir porque no tenía el nivel de inglés necesario para hacer las actividades, que cuando lo tuviera podría volver". Sin embargo, según explica su madre, Inés pasó el fin de semana "hecha polvo"y le llegó a preguntar si había sido por su culpa, "por no ser normal". 

Artículos recomendados

Comentarios