Explotada, torturada y vendida a la mafia por su rara enfermedad: la historia de Anabelle

Explotada, torturada y vendida a la mafia por su rara enfermedad: la historia de Anabelle

Su madre la vendió a la mafia por 100 dólares cuando tenía dos años, donde fue usada para mendigar a causa de su rara condición genética.

Noticias Lluna O Lluna O 18 Octubre 2017 11:47

Anabelle nació en Filipinas, era la pequeña de seis hermanos y la hija del tercer matrimonio de su madre con un hombre que en el momento de nacer su hija se encontraba en la cárcel por venta de drogas.

Su vida no fue fácil des de un principio. En su hogar vivían por debajo del umbral de pobreza sin acceso a servicios mínimos como agua potable o gas y además nació con una enfermedad genética bastante complicada: el Síndrome de Crouzon.

Vendida con dos años a la mafia, debido a su enfermedad recaudaba más dinero que nadie "Vendida con dos años a la mafia, debido a su enfermedad recaudaba más dinero que nadie"

Con solo dos años, su madre, que no podía hacerse cargo de ella, tomó la decisión de venderla a unos traficantes a cambio de 100 dólares. A partir de ese momento su vida se convirtió en un infierno, obligada a mendigar y tratada como una esclava. Tales fueron las tirturas, que sus captores le pegaban en la cabeza con palos por la mañana para que llorase y al salir a mendigar tuviese los ojos rojos y brillantes y diese más pena a los transeúntes.

El Síndrome de Crouzon

La niña, debido a su aspecto, era una de las estrellas de esta mafia a la hora de recaudar dinero. El Síndrome de Crouzon es una enfermedad genética rara a la que también se conoce como disostosis creaneofacial congénita.

Provoca malformaciones en el cráneo y la cara, en su caso limitando el desarrollo del cerebro. Además, por la presión que ejercía el cerebro en su cabeza, los ojos se le salían para fuera hasta el punto de que no los podía cerrar ni para dormir sufriendo constantes migrañas y dolores.

Anabelle con los miembros de la organización que la rescató, tras ser operada "Anabelle con los miembros de la organización que la rescató, tras ser operada"

Normalmente la sacaban a mendigar con una mujer, también víctima de la mafia, a la que habían quemado para que diese más lástima y que cumplía el papel de "madre". Aunque la organización que estaba intentando rescatarla sabía de su existencia desde hacía tiempo, las estrategias de localización de la mafia no permitían que dar con ella fuese fácil.

Al final pudo ser rescatada por la organización Kalipay Negrense Foundation, dedicada a salvar a los infantes de las mafias, y que ha salvado más de 200 vidas. En el momento en que la encontraron tenía ya 5 años.

Gonzalo Erize fue el encargado de procurarle a Anabelle todos los cuidados que necesitaba tras ser rescatada. Se trata de un joven argentino que colabora con varias ONGs de ayuda a personas en situación de extrema vulnerabilidad.

Cuando la vi por primera vez sentí una profunda conexión con ella y su historia. La decisión de ayudarla ya era un hecho. Había que actuar. La niña necesitaba ayuda 

Operada de urgencia

Según declaraciones de Erize, el primer paso fue volar hasta la capital, Manila, para realizar los estudios correspondientes. Fueron días de pediatras, odontólogos y neurólogos, la respuesta era unánime: había que operar urgentemente el cerebro.

Antes de eso tuvieron que realizarle un tratamiento dental debido a una infección muy fuerte que se le había extendido por toda la boca. También hubo que esperar a que ganase peso para poder empezar ocn los procedimientos quirúrgicos.

Tuvieron que realizarle muhcas pruebas hasta dar con un plan de actuación que le permitiese vivir una vida sin graves problemas cerebrales "Tuvieron que realizarle muhcas pruebas hasta dar con un plan de actuación que le permitiese vivir una vida sin graves problemas cerebrales"

La operación salió estupendamente, permitiendo que el cerebro de la chica pueda seguir creciendo. Hoy se encuentra sana y convive con los otros niños de la fundación, además ha podido empezar a ir al colegio y se encuentra muy a gusto con su nueva vida.

Aunque puede sonar como una historia aislada, son muchísimos los niños en situaciones tan desfavorecidas como la que tuvo que vivir Anabelle. ONGs como Kalipay Negrense Foundation se encuentran en constante búsqueda de financiación y de colaboradores voluntarios.

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados