Buscar
Usuario

Ciencia

La explicación de los ruidos y destellos que se ven en el cielo durante el coronavirus

Las teorías conspiranoicas tratan de buscarle una explicación a estos fenómenos que invaden nuestros cielos.

La explicación de los ruidos y destellos que se ven en el cielo durante el coronavirus

Con las calles vacías debido al confinamiento por la crisis sanitaria del coronavirus, todos tenemos más tiempo de mirar al cielo, por lo que más de uno ha advertido de extreñas luces en muchas ocasiones acompañas de ruidos celestiales. Esto ha despertado la curiosidad de la sociedad que trata de buscar una explicación a estos fenómenos.

Estas escenas han sido compartidas a través de las redes sociales por muchos curiosos en diferentes puntos de España e incluso del mundo que han grabado curiosos cómo los cielos se iluminaban de pronto en mitad de la noche. Esto, ha aviado todo tipo de teorías conspiranoicas apuntando incluso hacia OVNIS o señales extreterrestres.

Sin embargo, hay una explicacion científica mucho más sencilla. Según explicó la revista National Geographic el pasado mes de noviembre de 2019, todo apunta a que estas luces pertenecen a los destellos generados por SpaceX, 60 satélites lanzados por el proyecto Starlink desde Florida por aquel entonces. La compañía planeaba ya lanzar 24 misiones más en 2020.

Estos destellos llevan generándose varios meses, pero no hemos sido conscientes hasta ahora. La falta de tiempo, el ruido y el exceso de contaminación lumínica que imperaba antes del confinamiento nos impidió apreciarlo antes. 

Cielomotos

No solo destellos lumínicos han invadido nuestros cielos. Estos también han venido acompañados en muchos ocasiones de extraños ruidos que, de nuevo, también encuentran explicación científica. 

Este fenómeno se llama 'skyquakes' o 'cielomotos' y, a pesar de que se producen en numerosas ocasiones, el ruido que impera en las ciudades los hace casi inapreciables. Son como zumbidos similares a los generados por turbinas de avión y no se conoce su origen concreto, aunque todo apunta al impacto de diferentes masas de aire o sonidos de baja frecuencia que pueden emitirse a partir de interacciones de radiación electromagnética.

Artículos recomendados

Comentarios