Buscar
Usuario

Política

El exministro Camuñas niega el golpe de Estado del 36 y culpa a la República de la Guerra Civil ante la sonrisa de Casado

Pablo Casado moderaba el acto en el que también llamaron "hijo de puta" a Rutte, primer ministro de Países Bajos.

El exministro Camuñas niega el golpe de Estado del 36 y culpa a la República de la Guerra Civil ante la sonrisa de Casado El exministro Camuñas niega el golpe de Estado del 36 y culpa a la República de la Guerra Civil ante la sonrisa de Casado

Foto: Partido Popular

El PP ha celebrado el Lines 19 de julio en Ávila una jornada sobre Concordia, Constitución y Patriotismo de de cara a la Convención Nacional del PP que tendrá lugar en otoño. Al evento, liderado por Pablo Casado, han acudido Adolfo Suárez Illana, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y los exministros de la UCD, Rafael Arias Salgado, e Ignacio Camuñas.

Durante la tertulia han charlado sobre la Guerra Civil y la polémica ha estallado con las valoraciones de Camuño. El que también fuera vicepresidente e ideólogo de VOX en su primera etapa, ha asegurado que no hubo golpe de Estado en el 36 y que la Guerra Civil fue culpa del Gobierno de la República.

"Si hay un responsable de la Guerra Civil directamente es el Gobierno de la República. Un golpe de Estado no es lo que ocurrió en 1936. Fue un enfrentamiento brutal entre dos sectores de los españoles y que se saldó con los daños propios de una guerra civil. Creo que es mejor olvidar el pasado y no seguir pretendiendo que la derecha es la culpable del 36, y de la Guerra Civil. Eso es mentira", ha dicho Camuñas ante la presencia de Pablo Casado que, sonriente, guardó silencio.

Después le ha reclamado al presidente del PP que en su "primer día de Gobierno" derogue la Ley de Memoria Histórica, porque según él "ataca el corazón fundamental de la concordia". Una petición que ha sido acogida entre aplausos por los presentes. Casado se ha comprometido a sustituirla por una Ley de Concordia.

"Hijo de puta"

Para dar buen ejemplo de concordia, en otro momento de la charla que moderaba Pablo Casado, Rafael Arias Salgado, refiriéndose a la llegada de fondos europeos a España, ha dicho: "He leído en el periódico que Rutte (primer ministro de los Países Bajos), el holandés, que es un hijo de puta, pero que va a vigilar estrechamente...".

Tras el insulto, las risas del público le han impedido continuar con el discurso y Camuñas le ha interrumpido y le ha dicho: "¡Gracias a Dios, bendito Rutte!", a lo que Arias Salgado continúa diciendo: "Eso iba a decir, que va a vigilar estrechamente la concesión y la obligación de los fondos europeos en España". La única aportación de Casado a esta falta de respeto ha sido reírse.

Artículos recomendados

Comentarios