Buscar
Usuario

Televisión

De 'GH 3' a vender cupones: la nueva vida de Raquel Morillas tras superar una ludopatía

La expareja de Noemí Hungría, participante en la tercera edición del reality, reaparece tras haber atravesado una dura situación económica.

De 'GH 3' a vender cupones: la nueva vida de Raquel Morillas tras superar una ludopatía

Raquel Morillas, exconcursante de la tercera edición de 'Gran Hermano' ha encontrado una nueva ilusión. Un proyecto que le hace mucha ilusión y no es para menos, ya que todo es por una buena causa. Aspira a trabajar en la ONCE como vendedora de cupones. La noticia ha pillado por sorpresa a todos sus seguidores, que lo han descubierto gracias a un vídeo que ha subido a su canal de YouTube.

Tras unos años complicados a nivel económico, una nueva motivación se cierne ahora sobre su figura. Llevaba tiempo planteándoselo y, por fin, ha dado el paso. Su proceso de selección se encuentra en un estado avanzado y por ahora, solo tuvo que superar varias pruebas, entre ellas las correspondientes a la formación, con una duración estimada de cuatro días, y un examen, el cual ha aprobado. Espera con impaciencia otro tramo de formación que durará dos días. Tras este periodo, le informarán si está dentro y si por tanto, es apta para unirse a sus filas. 

Su paso por el programa de Telecinco fue algo agridulce y si bien salió con pareja de la casa de Guadalix, sus caminos no tardaron en separarse. A pesar de llevar un tiempo sin conocer a qué ha dedicado su rutina, sí sabemos que el pasado julio decidió divorciarse de su anterior pareja y enganchó dicha relación con una nueva persona, Noah, con la que actualmente comparte su vida. Siempre ha sido una mujer de retos y por ello no nos sorprende. Para ella, trabajar en la organización es todo un desafío y se atreve a someterse a él: "Muy interesante a mi edad volver a estudiar". 

Una delicada situación económica

Raquel Morillas se muestra alegre y decidida ante esta nueva oportunidad, aunque también es consciente de las secuelas que le dejó el accidente de coche que tuvo junto a su expareja Noemí Hungría. Sin embargo, ahora quiere sacarle partido a ese trágico suceso de su vida de una forma muy humilde. Para ello quiere trabajar duro y tiene la voluntad de hacerlo: "Aguantaré si lo hago bien, si no me voy a la calle como todo el mundo". 

En cuanto a las clases de formación que ya ha recibido, con el objetivo de aprender los conocimientos necesarios para el puesto y pasar con éxito las próximas pruebas a las que ha de enfrentarse, el optimismo se ha adueñado de ella: "Estoy deseando ponerme en la calle, a currar, pasar la formación ya. Estaba deseando que llegara este momento". De esta manera, alega a que el aprendizaje ya ha surtido su efecto y cuenta ante la cámara, para aquellos que como ella lo desconocían, que "la ONCE está obligada a darte trabajo y cuidarte". "No sabéis el dinero que se gasta para que puedan estar perros con la gente que no ve", subraya.

Raquel Morillas adquirió un chalet en Casteldefells que en los últimos años le ha traído más preocupaciones que alegrías "Raquel Morillas adquirió un chalet en Casteldefells que en los últimos años le ha traído más preocupaciones que alegrías"

"Estoy deseando que me veáis con el chaleco fluorescente. Me voy a poner unas gafas negras y espero que me quiten los cupones de las manos", admite con ilusión, afirmando que su ludopatía le está ayudando a aprenderse de memoria todos los cupones. "Menos mal que como soy un poco adicta al juego, ya sé cómo funcionan". 

La exconcursante de 'GH 3' no gozado de un buen aval económico en los últimos tiempos y espera que esta coyuntura, si la consigue y sale adelante con ella, le ayude a sufragar todos aquellos gastos a los que cada mes tiene que hacer frente. Una situación delicada que atraviesa desde que la despidieran de su trabajo mientras que su expareja estaba ingresada en el hospital. Desde entonces, solo ha reaparecido en 'Sálvame' y 'Sábado Deluxe', aunque admite que no es suficiente para cubrir todos los gastos que tiene. "No me han vuelto a llamar. No les debo gustar y eso que Chelo me pidió que la defendiese yo", confesó a El Español. Además acumula deudas con los inquilinos a los que alquila el chalet que adquirió tras su participación en el reality. El último de ellos  ya ha sido denunciado y le debe más de 11.000 euros. Su nuevo trabajo en la ONCE podría ser la solución a sus problemas financieros.

Artículos recomendados

Comentarios