Buscar
Usuario

Televisión

Eurovisión 2019: Suiza se contagia del 'efecto Foureira'

Lucca Hänni llevará a Tel Aviv 'She Got Me', una canción explosiva que ha entrado muy fuerte en apuestas.

Eurovisión 2019: Suiza se contagia del 'efecto Foureira'

2018 fue un año extraño para el Festival de Eurovisión. Si bien Israel vencía el certamen con Netta Barzilai siendo la favorita durante prácticamente todo el mes eurovisivo, a todos se nos quedaba la sensación que sería el 'Fuego' de Eleni Foureira la que hubiera vencido Eurovisión si los ensayos hubieran durado un par de días más. 

De la mano de una canción explosiva y de mucho baile, cualquiera hubiéramos apostado a que Tel Aviv tendría al año siguiente una amplia mayoría de canciones movidas, sin embargo no ha sido del todo así. Entre las que han decidido apostar por los ritmos más acelerados está una Suiza que tampoco salió muy contenta de Lisboa. 

La televisión pública suiza lleva años sumida en una profunda depresión en el festival. La nación encargada de albergar el primer festival allá por 1956, desde 2014 no alcanza una final, habiéndose quedado a punto de alcanzarla el año pasado con Zibbz y su 'Stones', una canción muy aclamada en Portugal y que para muchos fue robada en tierras lusas. Sin un top-10 desde 2005, y con apenas dos finales en diez años, los suizos tienen ganas de retomar el pulso de un festival el que por unas razones u otras no le está tratando muy bien últimamente. 

Ante situaciones así, se exigen soluciones, y la tomada por la SRS SSR ha sido dinamitar su selección nacional, con vida desde 2011, y optar por una selección interna la que parece que les ha sentado de lujo. Eligiendo al vencedor del 'Pop Idol' alemán de 2012 Lucca Hänni y la canción de Laurell Barker 'She Got Me', la apuesta suiza está siendo una de las grandes sensaciones previas al festival, siendo casi de las únicas capaces de discutir el liderato de Países Bajos en casas de apuestas. Pero, ¿qué tiene esta canción? Es momento de analizarla y sacar conclusiones.

Una apuesta ya olvidada

She Got Me es pegadiza y actual "She Got Me es pegadiza y actual"

Hace ya años que no veíamos una apuesta decidida por un tema bailable en voz masculina en Eurovisión. Quizá con la salvedad de Mikolas Josef el año pasado representando a República Checa en Lisboa, los tiempos de los Sakis Rouvas, Mäns Zelmerlow o incluso David Civera parecían haber llegado a su fin. 

Sin embargo Suiza lo resucita sin ser demasiado estridente, que suene barato o caiga en ritmos latinos. 'She got me' no es más que otra canción de un galán que busca seducir a una chica a través de su presencia, y apenas hace falta ver el videoclip para darse cuenta que no es una canción que destaque por la letra ni por su mensaje.

Por suerte, lo palia todo lo demás. Teniendo cierto magnetismo Lucca a la hora de interpretar la canción, y yendo acompañado de una producción magnífica que la hace sonar actual, 'She got me' podría ser un número uno de ventas y que sonara en la radiofórmula actual sin problema alguno. 

Sin conocer la fórmula por la que optarán los suizos de cara a la puesta en escena, oír la canción ya te coloca esa idea que ya hablábamos del 'efecto Foureira', donde es fácil imaginar a Hänni acompañado de un cuerpo de baile en una canción frenética. Que tenga apariencia actual es el gran reto, ya que este estilo de música en términos eurovisivos nos lleva a mediados de los 2000 con facilidad. 

Sin apenas competencia

Lucca lleva la única propuesta bailable en masculino "Lucca lleva la única propuesta bailable en masculino"

Otro de los grandes factores de Suiza para alcanzar un top-10 este año en Eurovisión (de momento los factores previos así lo vaticinan) va a ser que no hay una canción como la suya. Y es que en voces masculinas, quizá salvando a España y Chequia, el resto se quedan o en la balada clásica, o en el mediotempo con toques de pop, dejando en ambos casos el baile para otro día.

Países como Chipre, Malta o Bielorrusia sí buscarán poner patas arriba al Centro de Convenciones de Tel Aviv, pero en todos ellos con una voz femenina como protagonista, generando de esta forma un concepto que sí estamos acostumbrados a ver año tras año en el festival.

Ante esto, los tres minutos de Lucca Hänni en Tel Aviv serán 'únicos en su especie', más aún al estar prácticamente seguro rodeado de baladas o canciones de un cariz más sosegado. El oasis de los más festivaleros y fiesteros lo tendrán con los helvéticos, un hecho que le hará ser muy apreciada por el televoto a bien seguro.

VALORACIÓN: La gran vuelta suiza (18/25)

Suiza ha dado en el clavo este año. Dos presencias en la final solo en 12 años es una losa muy grande para una delegación que olvidándose de su selección interna creemos que ha encontrado el perfecto pack entre intérprete carismático y canción internacional. 

'She Got Me' es canción de discoteca, de ir en el coche o de escucharla en el gimnasio, y todas estas variables hacen que si la oyes tres minutos durante el festival, probablemente acabes cogiendo el teléfono para votarla. Movida, actual y pegadiza, es la perfecta canción para recuperar el sitio los suizos en el top-10, un hecho que no sucede desde el año 2005. 

Acertar con la puesta en escena (no es Suiza uno de los países que destaque por estos derroteros) y terminar de ver si el directo de Lucca es potente, serán las variables a trabajar por una delegación que por fin respirará en Tel Aviv, tras varios años de travesía en el desierto.  

Artículos recomendados

Comentarios