Buscar
Usuario

Televisión

Eurovisión 2018: Malta apuesta fuerte de cara a Lisboa

Christabelle ganó su preselección nacional con 'Taboo', una canción del afamado compositor eurovisivo.

En el mundo eurovisivo, hay por sistema una serie de compositores que año tras año consiguen colocar alguna canción para el festival. A través de la fama, de éxitos pasados, o simplemente de hacer la composición de canciones para el festival su trabajo, suele haber una serie de nombres que siempre vas a encontrar año tras año. 

Si no hace mucho hablábamos del magnate ruso Philip Khirkorov, que era el encargado de liderar la candidatura moldava al festival con el 'My Lucky Day' de DoReDos, algo parecido le ha pasado a Malta, que este año cuenta con una canción del afamado Thomas G:Son

G:Son, de origen sueco (ya saben la importancia de Suecia en el mundo eurovisivo) lleva más de una década siendo uno de los grandes productores que buscan el famoso schlager o empaquetan baladas nórdicas para cualquier país. Por poner ejemplos, la delegación española ha sido un fijo de las propuestas de G:Son, siendo este compositor de canciones como 'I Love You Mi Vida' (España 2007), 'Quédate Conmigo' (España 2012) o 'Amanecer' (España 2015). 

Sin embargo, el punto álgido de la carrera eurovisiva de Thomas G:Son llega precisamente en Bakú 2012, cuando el sueco es el encargado de componer para su país el 'Euphoria' de Loreen. En un año donde también era suyo el tema de Pastora Soler, el compositor no solo consigue ganar el festival, sino crear un himno que para muchos es la canción referencia del Eurovisión moderno. Llegar a ese estatus te permite que año tras año alguna canción tuya esté en el festival.

En 2018 le ha tocado a Malta, aunque no ha sido el único intento. Y es que G:Son también ha sido compositor de 'Domino', uno de los tres temas que formaron parte de la preselección finlandesa para Saara Aalto. En esta ocasión el vencedor fue 'Monsters' y se quedó el sueco sin el doblete.

A la quinta fue la vencida

Christabelle cayó cinco veces en el 'MESC' "Christabelle cayó cinco veces en el 'MESC'"

El caso de Malta es digno de estudio. Sorprende y mucho que en un Estado tan pequeño puedan realizarse preselecciones de tanto número de participantes, y que de hecho algunos lleven años y años buscando representar a su país sin éxito. Si ya veíamos como Jessika Muscat, representante de San Marino este año en Lisboa luchó hasta nueve veces sin éxito para representar a su Malta natal, para este año Christabelle vencía el 'MESC' luego de cinco años quedándose en la estacada.

En un país de apenas 450.000 habitantes, Christabelle arrasaba tanto en jurado y televoto y se imponía a sus quince rivales con 'Tabboo', sin duda la apuesta más internacional y redonda de todas las que se vieron en la preselección maltesa. Arriesgando con una puesta en escena sobrecargada donde mezclaba el mapping al más puro estilo Mans Zelmerlöw con cuerpo de baile, Malta conseguía una canción que aún sin pulir del todo sonaba eurovisiva y pegajosa.

Gracias a un más que necesario revamp, 'Taboo' se ha quedado como una candidatura digna, a la que quizá le falta ver más directo y conocer las intenciones sobre la puesta en escena maltesa, la que no podrá ser tan ambiciosa como la de la preselección a bien seguro. 

Rompiendo el tabú del bullying

Christabelle durante la Moscow Eurovision Party "Christabelle durante la Moscow Eurovision Party"

Malta será en Lisboa otra de las delegaciones que apostarán por las canciones con mensaje social. En esta ocasión, Chistabelle interpretará una canción que llama abiertamente a romper con el tabú del bullying y el maltrato social, apelando a que "de inicio todos somos animales" y que "es momento de romper el tabú".

Curiosamente, competirá en el Altice Arena con otra candidatura de mismo mensaje o parecido, la de Zibbz y su 'Stones' en Suiza, aunque por suerte los hermanos Gfeller tendrán su turno en la semifinal del martes.

Sea como fuere, Malta quiere volver a la final tras perdérsela el año pasado, y para ello no han reparado en caer en manos conocidas en Eurovisión, preparar puestas en escena y videoclip ambiciosos, e incluso ofrecer un mensaje digno para el recuerdo. 

Las apuestas no sonríen tanto

La puesta en escena debe ser clave para llegar a la final "La puesta en escena debe ser clave para llegar a la final"

Ya avisábamos que pese a todo 'Taboo' es una de las canciones que están pasando un poco desapercibidas en esta previa a Eurovisión. La falta de pre-parties (la vimos solo en Moscú y Amsterdam) unido a la dura pugna que hay en canciones pop de su estilo este año, lleva a que en estos momentos ronde el puesto trigésimo en las apuestas generales y un negativo decimocuarto en su semifinal, la segunda.

Por suerte, si bien la primera semifinal va a ser durísima, la segunda sí anda más abierta, y un buen directo o una puesta en escena rompedora puede hacerla subir una vez comiencen los ensayos. De momento, todo será una incógnita, salvando que es un proyecto serio para llegar al sábado. ¿Romperá el tabú de la semifinal?

Artículos recomendados

Comentarios