Eurovisión 2018: Raíces brasileñas para representar a Letonia en Lisboa

Eurovisión 2018: Raíces brasileñas para representar a Letonia en Lisboa

Laura Rizzotto presentará 'Funny Girl' en Lisboa, muy cercana en lenguaje a su Río de Janeiro natal.

No es nada extraño que una cantante nacida en otra parte del mundo termine representando a algún país en Eurovisión. Sin ir más lejos, este año San Marino estará representada por una maltesa y una alemana, o Bielorrusia tendrá a un ucraniano como intérprete. Sin embargo, que en el año en el que Eurovisión llega a Lisboa, Letonia quede representada por una cantante brasileña, sí es un hecho de recordar, ya que le allanará mucho el camino en tierras lusas y a bien seguro que generará afinidades al dominar el portugués a la perfeccción. 

Hablamos de Laura Rizzotto, nacida en Río de Janeiro hace 24 años de madre de ascendencia portuguesa y padre letón. El destino le lleva años después a ganar el 'Supernova' letón (preselección a Eurovisión) y plantarse en Lisboa con 'Funny Girl', una canción que podríamos catalogarla como Jamesboniana, una tendencia que creció mucho con la victoria de Conchita Wurst en 2014 y que desde entonces cada año ha dejado alguna referencia parecida.

De momento en Madrid descubrimos que su español es más que fluido, al igual que su portugués, algo que queda claro con referencias como su primer trabajo musical, que recibió incluso el nombre de 'Made in Brazil'. Ahora, bajo la bandera letona, tiene el reto de volver a la final tras el chasco de Triana Park en Kiev. 

Una canción apta para '007'

Laura dominará el portugués en Lisboa "Laura dominará el portugués en Lisboa"

Es curioso como un formato exitoso puede terminar creando escuela en el Festival de Eurovisión. Algo así pasaba luego de la victoria de Conchita Wurst en Copenhague 2014. Pese a no ser favorita, la llegada de los ensayos aupaban a la austriaca a base de un vestido largo, un pie de micro y una canción con continuas subidas. Igual que la oíamos perplejos en Copenhague, podría estar de fondo en un plano de Pierce Brosnan, Daniel Craig o Roger Moore.

Conchita vencía, y cambiaba la historia de Eurovisión, y desde entonces, año tras año algo parecido ha llegado al festival. En 2018, nos encontramos con Letonia y Bélgica apostando por esta línea, y hoy es momento de analizar la primera. 

'Funny Girl' es una canción más que habla de la 'femme fatale', del amor y sus efectos, en la que finalmente la intérprete quiere más que ser 'la chica divertida'. La canción, con una instrumental más que cuidada, y la imagen de Rizzotto defendiendo la canción a la perfección, genera un combo que tiene armas más que suficientes para alcanzar la final. 

De telonera de Lovato a profesora de JLo

Rizzotto venció 'Supernova' con facilidad "Rizzotto venció 'Supernova' con facilidad"

Pese a su juventud, el historial de Laura Rizzotto es más que largo. La brasileña con nacionalidad letona, además de tener tres discos en el mercado más una gran cantidad de singles, destaca en su curriculum haber estado al lado de grandes de la música pop actual.

Por ejemplo, se conoce que Rizzotto ayudó a Jennifer López a aprender portugués, dándole clases particulares entre 2016 y 2017 siendo su coach vocal. Además, una vez firmara por Universal Music Brasil, Laura sería telonera de Demi Lovato por todo su país, algo que garantiza que la brasileña sabe lo que son escenarios grandes y que no deben imponerle en exceso.

Frías apuestas pero optimismo

'Funny Girl' pugnará por estar en la final "'Funny Girl' pugnará por estar en la final"

Una vez hemos analizado tanto a la canción como al artista, ¿Cuál ha sido la acogida de 'Funny Girl'?. Hasta el momento podemos hablar de un impacto moderado. 

Yendo a las tan alabadas como odiadas casas de apuestas de pago, Letonia se encuentra en una fría vigésima octava posición de media, que entronca con una undécima posición en las apuestas de la segunda semifinal. Actuar el jueves puede ser uno de los puntos claves para Laura Rizzotto, la que parece tener que pugnar con Hungría, Rumanía y Rusia por colarse en los últimos puestos que den acceso a la Gran Final del sábado.

Siendo realistas, Letonia ha apostado por una vía segura luego de buscar la innovación más transgresora con Triana Park, los que acabaran últimos de su semifinal en Kiev. Tras un año de LEDs, purpurina y sintetizadores, pisar el freno parece lo más coherente para la LTV, que ha optado por una artista consagrada en su país, una canción bien producida y una puesta en escena que se presume íntima pero efectiva. 

Que llegue al sábado ya es una incógnita, aunque la cordura nos diría que debería estar sin duda alguna. El cruce Brasil-Letonia está trabajado, es atractivo e interesante. ¿Le interesará a Europa esta chica divertida? La audiencia y los jurados tienen siempre la última palabra. 

Comentarios