Eurovisión 2018: Australia se posiciona como favorita en la que podría ser su despedida

Eurovisión 2018: Australia se posiciona como favorita en la que podría ser su despedida

Jessica Mauboy presenta 'We Got Love' con Eurovision Asia en el horizonte.

Televisión Luis Mesa Luis Mesa 12 Abril 2018 16:20

Sí. Este año volverá a pasar. Te prometemos que volverás a poner el Festival de Eurovisión en tu casa y de nuevo saldrá esa maldita conversación de cualquier amigo o familiar que te pregunte por qué Australia está participando si no está en Europa. Desde el año 2015, los aussies han ido apareciendo por el festival bajo la única razón de que allá en las antípodas había un gran fandom al festival. Participando bajo la cadena SBS, miembro no activo de la UER, lo que en inicio se convirtió en una participación simbólica coincidiendo con el sesenta aniversario del festival,finalmente se instauró como algo común.

Desde la llegada de los australianos al festival, es innegable que han supuesto un soplo de aire fresco y calidad entre las naciones participantes. Y es que no es fácil poder presumir de haber alcanzado tres finales de tres posibles, ni mucho menos de no haber salido del top-10 en ninguna participación. Llegando incluso a rozar la victoria con Dami Im y 'Sound of Silence' en 2016, un noveno puesto el año pasado fue la peor posición de la delegación hasta el momento modelo.

Para este año, a través de una nueva selección interna los aussies han apostado por Jessica Mauboy, todo un fenómeno en su país que a partir de 'Australian Idol' iniciara una carrera llena de éxitos. De la mano de 'We Got Love', Australia vuelve con una canción pop modelo de una producción exquisita, que no ha pasado desapercibida por el mundo eurofan colocándola desde su primera escucha muy cercana a la victoria. Y todo pudiendo ser la última edición para ellos...

Eurovision Asia en el horizonte

Mauboy rodeada de banderas, como en 2014 "Mauboy rodeada de banderas, como en 2014"

El fenómeno de Eurovisión tiene entre ceja y ceja hacerse global. Tras 62 ediciones de éxito en el ámbito europeo, donde año a año ha ido abriéndose el abanico de naciones más allá del viejo continente, este mismo año se confirmaba la conformación de un Festival de Eurovisión para regiones de Asia y Pacífico.

Bajo el nombre de Eurovisión Asia (muchos pedían que se llamara Asiavisión pero por razones comerciales ha sido imposible), el próximo mes de octubre se espera una primera edición con doce países (China, Hong Kong, Japón, Kazakhstan, Maldivas, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Singapur, Islas Salomón, Corea del Sur, Vanuatu y Australia) entre los cuales se espera a Australia como una de las naciones punteras junto a China o el auge del K-Pop de Corea del Sur.

Ante esto, y con el rumor de que el ganador pudiera repetir meses después como nación en la Eurovisión tradicional, lo común sería que Australia dijera adiós a la Eurovisión de siempre en este año 2018, habiendo estado tres años siendo banco de pruebas para medir el impacto del evento en la región del Pacífico. 

Bajo esta tesitura, qué bonito sería despedirse con una victoria, y de momento, por canción no va a ser. Australia para despedirse viene a dar de nuevo mucha guerra.

Jessica sabe lo que es Eurovisión

Extracto del videoclip de 'We Got Love' "Extracto del videoclip de 'We Got Love'"

El proceso de inserción de Australia en Eurovisión ha estado más que pensado. De hecho, la primera australiana en llegar al festival no llegó con la primera participación, en 2015. Y es que doce meses antes, el interludio de la segunda semifinal en Copenhague, caía en manos de una joven australiana que aparecía rodeada de bandedras. Ella era Jessica Mauboy.

https://www.youtube.com/watch?v=tUsJi8nKsj0&feature=youtu.be

Desde ese momento, y con la posterior confirmación de que los aussies participarían en Eurovisión un año después en Viena, los rumores sobre la llegada de Jessica se multiplicaron. Con algo de retraso, tres años después Mauboy ha tomado el testigo, y por fin representará a su nación. De origen indígena, Jessica al igual que aquella noche en Copenhague, presenta un tema internacional y pegadizo.

'We Got Love' no es una canción que destaque por letra, quedándose en un tema más que habla sobre el positivismo y la necesidad de dar amor. Habiendo varios con esta temática en la edición, la canción australianamarca la diferencia con una producción magnífica, unos estribillos pegadizos, e incluso una percusión que redondea el tema. De la mano de una intérprete carismática, la canción no ha abandonado el top-5 en las casas de apuestas de pago desde el momento en el que fue liberada.

Presumiblemente visto el impacto de naciones como Israel, Estonia o Bulgaria, será complicado ver a Australia levantando el micrófono de cristal, pero a bien seguro que repetirá un puesto de honor en Lisboa. Mostrando ser una nación que sabe hacer las cosas bastante bien, un nuevo top-10 marchará casi con total seguridad a Sídney, siempre con la duda de como pueda portarse el televoto con una nación que no es europea. Sea como fuere, Australia viene con amor para despedirse, y seguro que lo hará por la puerta grande. 

Comentarios