Un eurodiputado húngaro propone colgar cabezas de cerdo en las fronteras para repeler refugiados

Un eurodiputado húngaro propone colgar cabezas de cerdo en las fronteras para repeler refugiados

El eurodiputado György Schöpflin propuso colgar cabezas de cerdo en las fronteras de Hungría después de que un periodista criticase los símbolos xenófobos que están proliferando en estos enclaves.

Política David Carro David Carro 22 Agosto 2016 17:06

Ni el Tratado que permite a la UE devolver refugiados a Turquía a cambio de una compensación económica, ni las tentativas de sancionar a los países que permitan a los emigrantes salir de sus fronteras, ni las lamentables condiciones que se viven en algunos campos a los que los gobiernos europeos han dado la espalda: cuando pensábamos que lo habíamos visto todo sobre el desastroso manejo de la crisis de los refugiados y que ya no había más gotas que colmasen el vaso, un eurodiputado húngaro ha superado la barbarie con su idea para disuadir la llegada de más personas desesperadas. Según György Schöpflin, sería tan sencillo como poner cabezas de cerdos muertos en las vallas de las fronteras de los países.

El crecimiento de las facciones más extremas de la derecha es una realidad que preocupa en países como Hungría, donde la crisis de los refugiados se está viviendo con mayor intensidad por su ubicación geográfica, en medio del camino hacia los codiciados países del norte. El gobierno ha levantado en los últimos meses afiladas vallas fronterizas y algunos ciudadanos y oficiales, contrarios a la aceptación de refugiados, han empezado a colocar símbolos contra los inmigrantes, como verduras con cabezas talladas. Así lo denunciaba el periodista Andrew Stroehlein en Twitter con un mensaje que decía lo siguiente: "Los refugiados están huyendo de guerras y tortura, Hungría. Vuestras cabezas de verduras no van a detenerlos".

La respuesta del eurodiputado húngaro apenas se hizo esperar unas horas: "Puede que sí. Las imágenes humanas son haram. Pero estoy de acuerdo, unas cabezas de cerdo serían más efectivas". 'Haram' es un término que designa lo prohibido, algo que Schöpflin interpreta como una especie de ídolo que va a repeler a los refugiados, la mayoría de ellos musulmanes. "Un eurodiputado escupiendo semejante porquería xenófoba... Eres una vergüenza para Hungría, Europa y la humanidad", le espetó el periodista de vuelta.

Mientras tanto, el activista Iyad el-Baghdadi escribía por la misma red social al eurodiputado: "¿Qué les hace pensar a estos idiotas que el cerdo es algún tipo de kriptonita musulmana o tiene alguna clase de poderes mágicos antimusulmanes?". La discusión continuó con varios intercambios de mensajes en los que, mientras algunos usuarios afirmaban que Schöpflin "Me hace avergonzarme de decir que soy húngaro", otros le respaldaban: "Tener fronteras y querer mantenerse a salvo... ¿ahora se le llama xenofobia?" o "Hungría es un ejemplo de europeos, no van a dejarse gobernar por Bruselas" eran algunos ejemplos de ello.

Unas cabezas de cerdo serían más efectivas "Unas cabezas de cerdo serían más efectivas"

La extrema derecha crece en Hungría, uno de los países que más rechazan los refugiados

Durante toda la crisis de refugiados Hungría se ha caracterizado por su activo papel para rechazar la llegada de personas que huyen del caos de Oriente Medio. Han levantado vallas, han presionado a Bruselas para poner una barrera definitiva y, según medios locales de los que se ha hecho eco Deutsche Welle, no están aceptando las cuotas de solicitantes de asilo que corresponderían tras el acuerdo alcanzado en la Convención de Dublín.

Schöpflin, el eurodiputado que ha propuesto la colocación de las cabezas de cerdo, pertenece al partido de derechas Fidesz que, junto al extremo Jobbik, está viendo crecer el respaldo de los electores en los últimos meses mientras la izquierda húngara se resquebraja. Entre las iniciativas que planea poner en marcha este último se encuentra una votación de pertenencia a la UE similar al Brexit y un llamamiento para dejar a un lado lo que consideran "tabúes", como "los intentos sionistas de Israel para dominar Hungría y el resto del mundo".

Comentarios