Buscar
Usuario

Política

El Parlamento Europeo vota que la violencia de género sea delito en toda la UE: el PP de Casado se abstiene

Esta nueva consideración servirá para armonizar las legislaciones de los estados y mejorar la protección de las víctimas.

El Parlamento Europeo vota que la violencia de género sea delito en toda la UE: el PP de Casado se abstiene El Parlamento Europeo vota que la violencia de género sea delito en toda la UE: el PP de Casado se abstiene

Foto: GTres (Montaje Los Replicantes)

El Parlamento Europeo ha aprobado pedir la inclusión de la violencia de género en la lista de delitos que deben ser perseguidos en toda la Unión Europea, como el terrorismo, la trata de personas y el narcotráfico. La Eurocámara considera que cumple las condiciones para ser considerada eurodelito, según el Artículo 83.1 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, ya que es un delito de especial gravedad, que tiene una dimensión transfronteriza y que es necesario combatirlo siguiendo criterios comunes.

"Necesitamos más y mejores herramientas para combatir la violencia de género. Pedimos definiciones jurídicas comunes, estándares y penas mínimas en toda la Unión", ha destacado la ponente del informe de la Eurocámara, la eurodiputada de ERC Diana Riba.

La iniciativa legislativa da salido adelante con 427 votos a favor, 119 en contra y 140 abstenciones. Todo el PP español de Pablo Casado se ha abstenido, al igual que el PPE, a excepción de la eurodiputada popular Isabel Benjumea, que ha votado en contra sumándose a VOX y a los demás grupos de la extrema derecha europea. El resto de eurodiputados españoles han votado a favor.

Claves del texto

El texto por la Eurocámara apunta que la futura directiva debería ofrecer, entre otras herramientas, medidas de prevención, incluidos programas educativos sensibles a las cuestiones interseccionales y de género; servicios de apoyo y medidas de protección y reparación para las víctimas; y medidas para combatir todas las formas de violencia de género, incluida la violencia contra las personas LGBTIQ+.

Además piden normas mínimas para el cumplimiento de la ley; disposiciones para garantizar que la violencia de género sea tenida en cuenta a la hora de determinar los derechos de custodia y de visita de los hijos y cooperación entre los Estados miembros y el intercambio de buenas prácticas, información y conocimientos especializados.

Los eurodiputados llaman la atención sobre las consecuencias adversas a nivel personal, social y económico que tiene la violencia de género y alertan de que la situación se agravó por la crisis del coronavirus con una "pandemia en la sombra", con aumentos de hasta el 60% en las llamadas de emergencia de mujeres víctimas de violencia por parte de su pareja o expareja.

Los eurodiputados denuncian el feminicidio como la forma más extrema de violencia de género contra las mujeres y las niñas y recalcan que la denegación del aborto legal y sin riesgo también es una forma de violencia de género. Recuerdan a este respecto que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictaminado en varias ocasiones que la legislación restrictiva sobre el aborto y la falta de aplicación violan los derechos humanos de las mujeres.

Asimismo, agregan que las violaciones de los derechos sexuales y reproductivos, incluida la violencia sexual, ginecológica y obstétrica y las prácticas nocivas, constituyen una forma de violencia de género contra las mujeres y las niñas, así como contra las personas transgénero y no binarias.

Otra de las claves que apuntan es el problema de la falta de confianza de las víctimas en las autoridades policiales y el sistema judicial contribuye de manera importante a la infranotificación. Para combatirla y evitar también la doble victimización, pide a los Estados miembros que mejoren los recursos y la formación de médicos, policías, jueces, forenses y otros profesionales que tratan con víctimas de la violencia de género.

¿Y ahora, qué?

Una vez aprobado en el pleno de la Eurocámara, el texto se enviará al Consejo Europeo, que tendrá que decidir por unanimidad si acepta considerar la violencia de género un eurodelito. De ser así, la Comisión Europea tendría que desarrollar una directiva con unas normas mínimas y una definición común de delitos y sanciones que los Estados miembro estarían obligados a aplicar.

No obstante, parece complicado dado que tendría que recibir el visto bueno de países que no han firmado el Convenio de Estambul, como República Checa, Hungría, Bulgaria, Letonia, Lituania y Eslovaquia. por su parte, Polonia, que sí firmó el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer, está tomando medidas para seguir los pasos de Turquía y retirarse.

Artículos recomendados

Comentarios