Buscar
Usuario

Tecnología

Estudio confirma que cuanto más socializamos en RRSS, más difícil es hacerlo cara a cara

Plantéate si te cuesta entablar relaciones con desconocidos cara a cara y si eso varía al hacerlo online.

Piensa cuántos amigos tienes en Facebook, en Twitter, en Instagram. Probablemente en cada una de esas redes sociales te sigan o tengas agregados a más de cien personas. Bien, realmente de esas personas: ¿A cuántas conces en realidad? ¿Has visto a siquiera un cuarto de ellas en persona en los últimos meses?

No es nada raro en la era de la socialización online ser una persona activa en Internet, más bien lo contrario, lo raro es no tener ninguna red social o no saber utilizarlas. Seguramente tengas en Facebook a todos aquellos conocidos del colegio o a familiares con los que, a pesar de no haberlos visto en 7 años, no quieres perder el contacto.

Además, hace tiempo que habrás perdido la cuenta de a cuántas personas en Instagram conoces realmente y a cuántas no; de los que te siguen, a muchos les has visto de pasada y otros ni siquiera te suenan ya. Lo mismo en Twitter, donde te atreves a poner aquello que no cuentas en tu día a día.

¿Te identificas con alguna situación de las anteriores?

Las redes sociales nos van envolviendo cada vez más, hasta el punto de afectar a nuestro día a día "Las redes sociales nos van envolviendo cada vez más, hasta el punto de afectar a nuestro día a día"

Muchas personas necesitan sentirse "populares" en el mundo online para sentirse bien con ellas mismas. A pesar de que hay estudios que demuestran que la comunicación social cara a cara es de lo que depende realmente nuestra felicidad, nosotros nos empeñamos en centrarnos en la pantalla, viendo subir o estancarse los "me gusta".

Esta obligación que son ahora las redes sociales nos ocupa una buena parte del día. En el transporte público por ejemplo son pocas las personas que no estén enganchadas al móvil. Parece lógico pensar que tanta comunicación online nos va a servir de algo en el día a día, pero para nada, lo único que consigue es aislarnos cada vez más de nuestro entorno.

Un estudio explica que la interación cara a cara nos hace más felices

Esto lo confirma un estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology que nos explica que estar en contacto con las personas de nuestro alrededor nos da felicidad, pero que si se da la oportunidad de hacerlo probablemente la ignoremos (algo que en las redes sociales no hacemos).

Existen dos posibles razones para este comportamiento, puede que estar solo sea una experiencia más positiva que interactuar con extraños, o tal vez es que la gente no comprende las consecuencias que conllevan las relaciones sociales a distancia

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores dividieron un grupo de personas en dos partes. El primer grupo tenía la misión de interactuar con desconocidos en el transporte público y el otro de no cambiar sus hábitos de conducta, viajar como normalmente lo hiciesen.

Los resultados

Queremos dar una imagen de perfección al mundo online que no se corresponde con la realidad "Queremos dar una imagen de perfección al mundo online que no se corresponde con la realidad"

Los primeros, al interactuar con otras personas, tenían un resultado más positivo y los segundos, curiosamente, preferían estar solos y tranquilos, lo que les impide aprender qué beneficios tiene la interactuación cara a cara.

Esto da que pensar, y hay una conclusión interesante: en las redes sociales somos capaces de dar una imagentan idealizada de nosotros mismos (con fotos editadas, ocurrencias graciosas, muchos "me gusta",...) que nos da miedo que la gente se de cuenta de que eso es una fachada y nos conozca realmente.

Artículos recomendados

Comentarios