Buscar
Usuario

Política

La estrategia del PP con la manifestación de Colón: elevar la tensión con objetivo electoralista

El PP recoge 35.000 firmas en contra de los indultos y dice que representan a la mayoría de los españoles cuando solo es el 0,07% de la población.

La estrategia del PP con la manifestación de Colón: elevar la tensión con objetivo electoralista La estrategia del PP con la manifestación de Colón: elevar la tensión con objetivo electoralista

Foto: GTres

Habrá nueva foto de Colón. El domingo 13 de junio, la derecha y la extrema derecha volverá a reunirse en una manifestación en contra del Gobierno, esta vez bajo la excusa de clamar en contra de los indultos a los líderes del procés. Y montan esta puesta en escena cuando las encuestas empiezan a serles favorables con el objetivo de desestabilizar al Ejecutivo con la esperanza de llegar a la Moncloa ya no cuando acabe la legislatura, sino antes.

Desde la derecha española rescatan el añejo discurso del enfrentamiento, mostrando un perfil incluso anticatalanista, el mismo que en el año 2017 desembocó en el referéndum ilegal del 1 de octubre y que nos ha traído hasta donde estamos. Aquella fórmula, como se ha demostrado, no funcionó para resolver el conflicto territorial, y parece que no están dispuestos a que el Gobierno pruebe otros caminos como el del diálogo.

En esta campaña, una vez más el PP se presenta como los salvadores de España y se han lanzado a recoger firmas en contra de los indultos. como ya hicieron en 2006

en contra del Estatut.

La vicesecretaria de Organización de la formación conservadora, Ana Beltrán, ha asegurado que ya se han conseguido "más de 35.000 firmas". "Eso significa que la mayoría de los españoles está en contra de los indultos", ha zanjado, durante una visita a una de las mesas de recogida de rúbricas, instalada en Madrid.

Resulta llamativo que para el PP 35.000 firmas representen a la mayoría de los españoles cuando ese numero solo representa al 0,07% de la población. Es más, según la Constitución Española, para que una iniciativa legislativa popular sea tenida en cuenta no puede reunir menos de 500.000 firmas.

A juzgar por las palabras de Beltrán, no cabe duda de que el PP acudirá a la manifestación con un fin claramente electoralista. "Las encuestas dicen que los españoles quieren un cambio de Gobierno porque están hartos de la mentira y la traición", ha asegurado la conservadora. "El PP está perfectamente preparado para gobernar", ha subrayado, dado que las últimas encuestas dan como vencedor al PP, con posibilidades de llegar a la Moncloa con el apoyo de VOX.

El PP ignora el gesto de Junqueras

Tras tantos años de tensión con el conflicto catalán, el paso que ha dado Oriol Junqueras, líder de ERC, suponen un importante gesto. El republicano ha publicado una tribuna en la que reconoce que la única vía es el pacto y que lo que hicieron los independentistas en 2017 (por lo que él está encarcelado) carecía de legitimidad para una parte de la población incluida la catalana. Así, ha dado la bienvenida a los indultos si alivian el sufrimiento.

Junqueras no renuncia a la independencia, pero ha anunciado que aspira a ella a través de un referéndum pactado. Deshecha así la vía unilateral y se deshace de Puigdemnt y su apuesta por la confrontación y la ruptura. En su lugar, elige el diálogo.

Pero la derecha española ha optado por ignorar este gesto del líder de ERC para que no se le arruine el lema de la pancarta del domingo. Da igual lo que se haga o se diga en favor de la convivencia, ellos son conscientes de que la tensión territorial les favorece electoralmente. Al fin y al cabo, la derecha española y una parte del independentismo se necesitan para reafirmarse mutuamente. Aunque en ello siempre pierdan los mismo: la sociedad.

Artículos recomendados

Comentarios