"Estar gorda no es bonito", la polémica sudadera que pretendía denunciar la gordofobia

"Estar gorda no es bonito", la polémica sudadera que pretendía denunciar la gordofobia

La marca eligió a una modelo de la talla S para lanzar el mensaje que había recibido otra modelo de "tallas grandes".

"Ser gorda no es bonito; es una excusa", este es el mensaje que ha elegido la marca Revolve para una de las sudaderas de su nueva colección y que ha suscitado duras críticas no tanto por el mensaje, que tiene una explicación, sino por el aspecto de la modelo elegida para mostrarlo. 

Y es que, según explica la firma, una de las más influyentes por las modelos con las que trabajan, lo que pretendían con esta sudadera que cuesta 168 dólares era reivindicar la diversidad de los cuerpos y criticar los estrictos cánones de belleza. Pues el mensaje que lleva esta prenda recoge uno de los tantos comentarios que recibe la modelo de tallas grandes Paloma Elsesser por su físico.

La idea de la marca se les volvió en contra "La idea de la marca se les volvió en contra"

De hecho, al mensaje de "ser gorda no es bonito; es una excusa", que está escrito en letras mayúsculas, le acompaña otro en letras muy pequeñas en el que se puede leer: "según le dicen a Paloma Elesser".

No se venden en talla XL

Los usuarios de Twitter critican a la marca porque aseguran que si trataban de dar visibilidad a las mujeres de "tallas grandes", tenían que haber contado con modelos que tuviesen una talla mayor a la S, ya que la modelo que viste la sudadera con el mensaje en contra de la gordura es, precisamente, una mujer delgada que entra en los cánones de belleza establecidos. 

Paloma Elsesser "Paloma Elsesser"

Asimismo, la marca garantiza que van a retirar la colección y que el beneficio obtenido de las sudaderas que hayan vendido lo destinarán a la organización benéfica 'Girls Write Now', que ayuda a niñas de familias en riesgo de exclusión social. Cabe decir que estas sudaderas no se venden en talla XL. 

Comentarios