España cae al undécimo puesto en el ránking europeo sobre derechos de la comunidad LGTBI

España cae al undécimo puesto en el ránking europeo sobre derechos de la comunidad LGTBI

España ha descendido nueve puestos en la última década y obtiene su peor resultado desde que existen registros.

España ha descendido al undécimo puesto en el último informe anual sobre la situación de la comunidad LGTBI en Europa. Se trata de la posición más baja en la última década, fuertemente alejada de la obtenida en el año 2011, cuando el país ibérico ocupó la segunda posición en esta lista.

El progresivo descenso que registra nuestro país le coloca en su peor posición histórica desde que se elabora el estudio de la asociación ILGA Europa y la situación no parece que mejorará en un futuro próximo: hemos descendido desde la posición número 9 a la 11 en tan solo un año.

Los países del Viejo Continente que ahora superan a España son los siguientes: Malta, Bélgica, Luxemburgo, Finlandia, Dinamarca, Noruega, Portugal, Reino Unido, Francia y Suecia.

Uno de los problemas señalados en el informe, elaborado de cara al Día contra la LGTBIfobia del próximo 17 de mayo, es que nuestro país no goza aún de una ley integral para el colectivo a nivel nacional. Tan solo se incluye en algunas comunidades autónomas, como Madrid, pero en otros territorios aún se permiten, por ejemplo, las terapias que aseguran 'sanar' la homosexualidad.

Falta de concienciación sobre las personas trans

España afronta su peor resultado en el informe desde que existen registros "España afronta su peor resultado en el informe desde que existen registros"

El informe también señala como uno de los mayores puntos débiles la situación de las personas trans en España. En nuestro país, aún se hace necesario un diagnóstico de 'disforia de género' para adecuar el real con el DNI. Tampoco se ha planteado todavía una educación efectiva para que los ciudadanos comprendan la realidad de estas personas, lo que contribuye a que se mantengan como una de las letras más discriminadas del colectivo.

Una de las asociaciones incluidas en la plataforma europea ILGA, la española FELTGB, califica este resultado como una "paralización y estancamiento" de los derechos en España y lamentan las comparaciones con el pasado, cuando el país se convirtió en un referente de derechos con la aprobación del matrimonio igualitario y el cambio registral de nombre y género sin procedimientos judiciales ni cirugías tras la ley de 2007.

Con el objetivo de evitar el descenso en esta lista, FELTGB ha solicitado la aprobación de una Ley Integral que se pueda aplicar a nivel nacional, dejando de lado el peso que actualmente recae sobre las diferentes comunidades autónomas y las diferencias que ello genera entre territorios.

El informe ha analizado seis criterios: igualdad y no discriminación, familia, delitos de odio, reconocimiento legal de género e integridad corporal, libertad de expresión, reunión y asociación y, por último, derecho al asilo.

Comentarios