Una escritora se hace viral en Twitter por criticar la atención sanitaria estadounidense

Una escritora se hace viral en Twitter por criticar la atención sanitaria estadounidense

Mary Robinette contó su experiencia sanitaria en Islandia y la comparó con la sanidad estadounidense en un hilo de Twitter.

"Cuando vivía en Islandia, me encontré un bulto". Así empezó Mary Robinette Kowal a contar una experiencia que jamás olvidará a través de su cuenta de Twitter. A sus 50 años, es escritora y está acostumbrada a relatar historias de ciencia ficción. Pero la suya no tiene nada de inventado. 

A través de un hilo de mensajes de no más de 280 caracteres, la mujer relató uno de los momentos más angustiosos de su vida: "No era la primera vez que me encontraba un bulto, pero siempre te asustas". Aunque en su día sospechó que no era nada, principalmente por la falta de casos de cáncer de mama en su familia, sabía que existía la posibilidad de que lo fuera. 

Estaba viviendo en Islandia y, cuando acudió al médico, lo hizo asumiendo desde el principio que todo el proceso sanitario sería tan complicado como en Estados Unidos, de donde provenía. Aunque tenía un especial miedo al acceder a una sanidad extranjera en un idioma que no conocía bien, lo cierto es que desde el primer momento en el hospital, Robinette se llevó una grata sorpresa. 

Sanidad por dinero y no por el bienestar de la gente

La escritora relata su historia con el fin de denunciar la "ineficiente" sanidad estadounidense, sobre todo en comparación con la facilidad para acceder a la atención primaria en Islandia. Según su experiencia, el servicio fue profesional, eficiente e increíblemente barato, y así lo explica ella misma: "creo que tendemos a ver el ambiente en el que nos econtramos como normal, así que la mayoría de estadounidenses no tienen ni idea de que hay otras formas de hacer las cosas". 

En su caso, el asunto se solucionó con un sencillo proceso de 45 minutos y un coste bajo, para lo que podría haber sido. De hecho, si hubiera estado en Tennessee, el lugar de donde es originaria, el proceso habría durado semanas y diferentes visitas a los médicos. 

La experiencia más habitual de Robinette en EE.UU es especialmente frustrante. Su historia en Twitter, que ya acumula más de 43.000 retweets y casi 127.000 me gustas, termina con la mala experiencia de su marido con el sistema de su país, que le sirve para asegurar que cada vez tiene más claro que las elecciones tomadas allí son en base al dinero y no al bienestar de los pacientes. "He contado esta historia a otros durante años y se quedan completamente alucinados con lo fácil que fue aquello", sentencia. 

Comentarios