Buscar
Usuario

Economía

Escasez de cubitos de hielo en supermercados, bares y gasolineras: ¿Qué está pasando?

El desabastecimiento de cubitos de huelo se produce en plena ola de calor, por lo que muchos establecimientos han empezado a racionalizarlos.

Escasez de cubitos de hielo en supermercados, bares y gasolineras: ¿Qué está pasando? Escasez de cubitos de hielo en supermercados, bares y gasolineras: ¿Qué está pasando?

Foto: Envato Elements

Primero pasó con el papel higiénico en el inicio de la pandemia del coronavirus, le siguió el aceite de girasol con el estallido de la guerra de Ucrania y, ahora, en plena ola de calor del verano, le ha llegado el turno a los cubitos de hielo.

Desde hace algunos días, los supermercados, bares, restaurantes y gasolineras están sufriendo escasez de este producto, por lo que han tenido que empezar a racionalizarlo.

Subida del precio de la energía y alta demanda

Las altas temperaturas han desatado la compra de bolsas de huelo, habiendo crecido su demanda en un 30% durante este verano, según datos ofrecidos por los supermercados españoles. Las empresas que se dedican a fabricar hielo no dan abasto y más, teniendo en cuenta, la subida del precio de la energía, por lo que la producción va casi al día.

La subida de los precios ha provocado que sea más caro fabricar las bolsas para transportarlo, que el combustible de los vehículos que lo transportan a las superficies de venta se haya disparado y que la luz, imprescindible para su fabricación y conservación, también haya alcanzado precios nunca vistos antes en España.

El almacenamiento de hielo para el verano arranca durante los primeros meses del año, para que no se acumule la producción en semanas de máxima demanda, como ocurre en los meses de julio y agosto. Según explica a La Vanguardi' Sergio del Moral, del distribuidor Tele Hielo de Madrid, esta escasez se debe al incremento en el precio de la luz.

"Como no se ha podido llegar a una estabilización de los costes para poder vender el hielo a un precio de mercado habitual, las fábricas pararon la producción y es ahora, en verano, cuando se está notando. La previsión es que en agosto no haya hielo", señala.

Ahora el hielo podría experimentar subidas importantes en su precio, por la falta de suministro. Así, lo más sencillo y barato va a ser rescatar nuestras cubiteras para volver a llenarlas de agua y meterlas al congelador.

Artículos recomendados

Comentarios