Buscar
Usuario

Política

Éric Zemmour, el candidato ultraderechista francés, condenado por incitación al odio contra menores migrantes

El candidato a la presidencia del país ha sido condenado por incitación al odio racial y supone ya la tercera condena para él por los mismos cargos.

Éric Zemmour, el candidato ultraderechista francés, condenado por incitación al odio contra menores migrantes Éric Zemmour, el candidato ultraderechista francés, condenado por incitación al odio contra menores migrantes

Foto: CordonPress

El ultraderechista Éric Zammour, candidato ultraderechista a la presidencia de Francia en las elecciones del próximo mes de abril, ha sido condenado por incitación al odio racial por unas declaraciones sobre los menores no acompañados que realizó en 2020 en la cadena CNews.

En concreto, el experiodista tachó a los menores no acompañados de "ladrones", "asesinos" y "violadores", comentarios que propiciaron una avalancha de denuncias de asociaciones humanitarias ante el Tribunal Correccional de París.

Este tribunal ha confirmado la sentencia este lunes 17 de enero y ha impuesto a Éric Zammour una multa de 10.000 euros. Supone así la tercera condena para el ultraderechista por los mismos cargos, pues ya cuenta con dos condenas previas.

Zemmour no asistió al tribunal, al igual que tampoco acudió a la vista oral de noviembre, pero sí ha mostrado su rechazo a esta sentencia y en un comunicado ha anunciado que apelará la decisión: "Es una condena ideológica y estúpida", ha afirmado. De la misma forma, también ha cargado contra los jueces, a los que ha acusado de "ceder ante los caprichos" y ha denunciado una pena a un "a un espíritu libre impuesta por un sistema judicial invadido por las ideologías".

En declaraciones a la prensa, el líder ultraderechista ha comentado también que considera ridículo que se le condene por odio racial "cuando los menores no acompañados no son una raza" Además, asegura que "son responsables del 96% de los robos de móviles en Francia". "Creo que la mayor parte ni son menores, ni están aislados: les envían sus padres a robar", ha añadido.

Decena de acusaciones por incitación al odio

Estas no han sido las únicas declaraciones que el candidato ha hecho al respecto ya que, tras un atentado contra la antigua redacción de Charlie Hebdo en septiembre de 2020, volvió a cargar contra los menores no acompañados, asegurando que "no tienen nada que hacer aquí, son ladrones, asesinos, violadores, es todo lo que son. Hay que expulsarles, no deberían ni venir (...) es una invasión permanente, hay un problema político con la inmigración".

Son este tipo de declaraciones las que han centrado gran parte de sus intervenciones públicas desde que anunció su candidatura a las elecciones presidenciales del país. De hecho, ha sido acusado en una decena de ocasiones por incitación al odio, delito por el que ya ha sido dos veces condenado.

Tras unas semanas en las que se convirtió en fenómeno durante la primera parte de la campaña e incluso se barajaron sus opciones de superar la primera vuelta, actualmente el candidato se encuentra en cuarta posición en las encuestas con un 15% de intención de voto tras Emmanuel Macron, que lidera los sondeos con un 20%, y detrás también de la ultraderechista Marine Le Pen y la conservadora Valérie Pécresse, ambas con un 16% de intención de voto.

Artículos recomendados

Comentarios