Empotra un tanque soviético contra una tienda para robar una botella de vino

Empotra un tanque soviético contra una tienda para robar una botella de vino

El hombre accedió con total tranquilidad a la tienda, cogió su botella de vino y salió andando hacia su casa.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 11 Enero 2018 11:29

Cuando una juerga 'se va de las manos', la noche puede acabar con las historias más surrealistas que puedan imaginar. Aunque nada podrá superar al fin de la 'farra' de un ciudadano ruso de la ciudad de Murmansk que contará con una anécdota que relatar durante el resto de su vida.

Pongámonos en situación. El hombre había acabado la fiesta, pero se renegaba a volver a casa sin tomarse la última copa de despedida de una noche legendaria. El problema es que en plena noche... todo se encontraba cerrado.

Sin embargo, su última copa seguía siendo sagrada. Nadie sabe a ciencia cierta cómo lo hizo, pero lo cierto es que el protagonista de nuestra historia se hizo con un vehículo blindado M-1970, una especie de mini tanque de la época soviética que forma parte de una agrupación de entrenamiento militar.

Animado por el alcohol -y las ganas de 'marcha'-, el hombre robó la máquina, se montó en ella y, sin saber conducirla, consiguió alcanzar la tienda más próxima. En todo un ataque de locura, cogió algo de velocidad, puso su mirada en el escaparate y... terminó empotrando la carrocería contra la tienda.

Solo robó una botella de vino

Tras destruir parte de la tienda, el hombre se bajó con total tranquilidad, entró en el edificio, robó una botella de vino y se dispuso a huir con tranquilidad. No intentó abrir la caja, no robó siquiera una bolsa de patatas: cogió su botella de vino e intentó marcharse.

Sin embargo, cuando nuestro protagonista se encontraba feliz de haber conseguido su botín... no pudo cantar victoria. Un coche de la Policía se había dirigido a la zona y se disponía a detenerle. Y a quitarle su preciada botella de vino.

El botín le salió caro, pero hay que reconocer que mostró grandes habilidades para conducir un tanque sin ninguna formación y en pleno estado de embriaguez. ¿Habrá conseguido una nueva afición?

Comentarios