Buscar
Usuario

Vida

Este emblemático barrio de Madrid cambia de nombre tras un referéndum vecinal

Un referéndum intenta solucionar un error histórico en la denominación de uno de los barrios más conocidos del centro de Madrid.

Este emblemático barrio de Madrid cambia de nombre tras un referéndum vecinal

El distrito de Arganzuela, en pleno centro de Madrid, ha experimentado un cambio de nombre en uno de sus barrios más importantes. Esta modificación se ha realizado mediante una consulta en la que 602 vecinos han votado a favor de modificar el nombre del barrio, frente a 388 en contra.

La pregunta era simple: mantener el nombre del barrio, Palos de Moguer o modificar su denominación por Palos de la Frontera. La consulta ha sido clara y finalmente se cambiará la denominación atendiendo al resultado de este referéndum.

El Ayuntamiento de Madrid atiende al resultado del referéndum y corrige un error histórico. Como recuerda en el Boletín, el nombre de Palos de Moguer no responde a la "realidad histórica" de la población origen que dio lugar a la existencia del barrio, que se encuentra en la provincia de Huelva.

Un error

El problema surgió a mediados del siglo XVI, cuando los Cronistas de Indias confundieron el nombre de la localidad, llamada Palos, y el de la vecina Moguer, momento en el que comenzaron a utilizar un nombre inexistente: Palos de Moguer.

Años después, el 25 de mayo de 1642, el concejo municipal de Palos adoptó el nombre de Palos de la Frontera y evitó la denominación incorrecta que lo vinculaba a Moguer. Sin embargo, en Madrid, la calle Palos de Moguer fue trazada a finales del siglo XIX dando lugar a una estación de Metro, que mantenía el mismo nombre y fue inaugurada en 1974, así como al barrio definido con la misma denominación en 1971.

En 1979, se corrigió el nombre de la calle, de Palos de Moguer a Palos de la Frontera. Siete años después, Metro de Madrid accedió a cambiar de nombre la estación de Metro. Sin embargo, el nombre del barrio se mantuvo sin cambios.

El Ayuntamiento de Palos de la Frontera envió en 2007 un escrito al Consistorio madrileño para que corrigiese el nombre del barrio, siguiendo la estela de lo ocurrido con el nombre de la calle y la estación de metro. Ahora, parece que la reclamación se atiende.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar