Dos supermercados belgas vetan los productos de El Pozo tras la emisión de 'Salvados'

Dos supermercados belgas vetan los productos de El Pozo tras la emisión de 'Salvados'

En el programa pudimos ver en una granja de Murcia cómo unos cerdos se comían a otros o cómo convivían animales vivos con otros muertos.

En uno de los últimos programas de 'Salvados', Jordi Évole junto con 'Igualdad Animal' denunciaron el maltrato a los animales en la industria cárnica española. Durante la emisión del espacio de La Sexta pudimos ver en una granja de Murcia a cerdos desnutridos y enfermos que convivían con otros muertos o incluso cómo se comían entre ellos. 

Estos animales forman parte, según el programa, de la cadena alimenticia de la empresa española El Pozo. Aunque estos no lo niegan dicen que se trata de "un área de recuperación sanitaria" en donde los animales "que tienen alguna maformación o enfermedad de nacimiento" son vigilados para controlar su evolución y mejora y "si no se produce, llevar a cabo el sacrificio sanitario". Sin embargo, estas palabras no han convencido a dos supermercados belgas, que han decidido retirar de manera provisional todos los productos ofrecidos por la empresa española que se encuentren en sus estanterías. 

Las dos distribuidoras, Colruyt y Delhaize, cuentan con un 47% del mercado belga según los últimos datos de ventas que se conocen. El veto llega tras la denuncia de la ONG Animal Rights, que se hizo eco del programa y acusó a El Pozo de maltrato animal. No se trata de la primera vez que los dos supermercados retiran productos alimenticios, ya lo hicieron con mataderos de su propio país tras una denuncia de la misma ONG. 

"Veto definitivo" en otros países europeos

El primer supermercado Delhaize da la posibilidad a sus clientes de que devuelvan los productos comprados: vendían hasta ocho variedades de la empresa cárnica española; mientras que Colruyt tenía en venta un único producto. Aunque ambos supermercados han retirado de todos sus establecimientos los alimentos, aseguran que han abierto una investigación para esclarecer los hechos. Además, han reconocido que aún mantienen contactos con El Pozo.

Sin embargo, se prevé que el veto sea definitivo, ya que existe presión por parte de los grupos ecologistas del país. Por tanto, El Pozo se enfrenta a una crisis comercial que puede llegar a extenderse a otros países europeos, ya que las imágenes de la granja en Murcia han llegado hasta Reino Unido y Alemania. Por el momento ningún supermercado español se ha pronunciado al respecto. 

Por su parte, la empresa dice estar sufriendo "un injusto y desproporcionado ataque" y a través de su cuenta de twitter se quiso defender cuando se emitió el programa. 

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados