Así serán los próximos bebés modificados genéticamente

Así serán los próximos bebés modificados genéticamente

He Jiankui añadió su ADN a dos embriones que han nacido recientemente. Ambos bebés presentan mutaciones de efectos desconocidos.

Ciencia Julio Plaza Torres Julio Plaza Torres 02 Diciembre 2018 19:50

El científico chino He Jiankui anunció el pasado lunes 26 de noviembre el nacimiento de un par de gemelas con su ADN remendado. Podríamos estar más cerca que nunca de los seres humanos modificados genéticamente y, aunque esto podría suponer grandes avances para la medicina, también puede tener graves consecuencias.

El filósofo Julian Savulescu, director del Centro Uehiro para la Ética Práctica de la Universidad de Oxford, cree que lo peor de estas prácticas es que "va a ser imposible evitar la existencia de un mercado negro de edición genética. La gente querrá un niño perfecto y estará dispuesta a pagar mucho para tener uno".

El experimento se basa en la mutación de algunas personas inmunes al sida. El gen CCR5 tiene unas 6.000 letras fabricantes de proteína que son las que el VIH aprovecha para entrar a los glóbulos blancos de la sangre. Sin embargo, el 1% de los europeos tienen 32 letras menos en este gen y esto los protege contra la enfermedad.

Las gemelas chinas nacieron el 26 de noviembre con mutaciones indeseadas | BirGün "Las gemelas chinas nacieron el 26 de noviembre con mutaciones indeseadas | BirGün"

Imitando esta mutación, He Jiankui inyectó a embriones en estado de gestación el CRISPR, una suerte de tijeras moleculares que cortan el ADN. Esta técnica, aún en desarrollo, fue creada en 2013 y aún comete fallos. Tan sólo una de las gemelas ha cambiado con éxito sus genes y las dos presentan mutaciones indeseadas que no se sabe que efectos tendrán, pero serán traspasados a sus futuros hijos. Con estos resultados, se podría decir que las gemelas estaban sanas hasta la intervención de He Jiankui.

George Daley, decano de la Escuela Médica de Harvard, afirma que, a pesar de los resultados, hay que considerar "los aspectos muy muy positivos de un camino más responsable hacia el uso clínico". En el Congreso de Edición Genética Humana de Hong Kong donde He presentó su experimento, Daley compartió una lista con "potenciales aplicaciones" que podría tener este avance.

Al final de la lista colocó "las mejoras" genéticas como el perfeccionamiento de los genes para, por ejemplo, aumentar la masa muscular. "Me sorprendería que las primeras indicaciones que consideremos más factibles no sean aquellas contra enfermedades muy devastadores", afirmó Daley.

La primera de la lista era la enfermedad de Huntinton, un defecto hereditario incurable que desgasta las neuronas del cerebro y que reduce la esperanza de vida en 13 años. A ello, le seguía la enfermedad Tay-Sachs, una mutación de un sólo gen común en los judíos askenazíes europeos que genera grasa en el cerebro y provoca que los niños mueran antes de los cuatro años. La fibrosis quística o la anemia de células falciformes eran otras de las enfermedades presentes en su lista.

Otros científicos presentes en el congreso estaban de acuerdo en la importancia de discutir los beneficios y perjuicios que estas prácticas podrían tener: "La cumbre de Hong Kong es la primera en la que ya se habla abiertamente de modificar la línea germinal humana. No vamos a poder parar esto", afirmaba Íñigo de Miguel, experto en bioética de la Universidad del País Vasco.

El CRISPR es una técnica barata que no necesita mucho personal. Tenemos que encarar el debate ya, porque va a marcar nuestro futuro. Dentro de 20 años nos pueden dar a elegir entre tener un hijo con la lotería genética de la reproducción sexual o tenerlo mediante fecundación in vitro con opciones de editarlo genéticamente

Daley, por su parte, consideraba que, si se avanzaba con estas modificaciones, se podría trabajar en no sólo utilizarlas para combatir enfermedades genéticas, sino también para prevenirlas. Así, él pensaba en tratar las enfermedades cardiovasculares, el alzheimer, el cáncer de mama o el de ovarios.

El Gobierno de China prohibe continuar con las investigaciones

Si algunos de los presentes a la cumbre tacharon el experimento de He Jiankui de "profundamente perturbador" e "irresponsable", el Gobierno chino no se ha quedado atrás, y ha prohibido que el genetista y su equipo continúen con sus prácticas.

El Gobierno chino ha prohibido a He Jiankui seguir con los experimentos | AP "El Gobierno chino ha prohibido a He Jiankui seguir con los experimentos | AP"

Las autoridades han abierto una investigación a He Jiankui debido a que estas modificaciones humanas violan la legislación china y son "de naturaleza extremadamente abominable". El viceministro chino de Ciencia y Tecnología, Xu Nanping, ha afirmado en televisión que He "se saltó los principios éticos y de moralidad por los que se rige la comunidad académica" y "violó descaradamente nuestras leyes y normas".

"Hemos exigido a los departamentos responsables que suspendan las actividades científicas del personas que ha participado", añadía Xu. La comunidad científica no le ha apoyado del todo, pues "incluso si las modificaciones fueran verificadas, el procedimiento fue irresponsable y contraviene todas las normas internacionales", por lo que lo tachan de inmoral e inadmisible.

He Jiankui confirmó que había paralizado su experimento "dada la situación actual". Aunque ninguna de las instituciones en las que He trabaja ha confirmado la existencia de un segundo experimento, el científico admitió que ya había estado trabajando en una segunda fecundación de embriones.

Comentarios