Dos amigos heterosexuales contraen matrimonio para ahorrar impuestos

Dos amigos heterosexuales contraen matrimonio para ahorrar impuestos

La pareja se casará para ahorrar 50.000 euros en el impuesto de sucesiones.

El pago de impuestos suele provocar más de un dolor a todos los ciudadanos. En algunas ocasiones, las tasas son muy altas, a pesar de que son completamente imprescindibles para financiar servicios como la Sanidad, la educación de nuestros hijos o, incluso, el asfalto de las calles por las que circulamos.

Sin embargo, no hay que negar que más de uno se las ha ingeniado con creatividad para ahorrar algo de dinero. O mucho. Pensad en Irlanda o Andorra y quizás tengáis idea de algún que otro político.

Pero lo que han hecho Matt Murphy y Michael O'Sullivan, prácticamente ronda lo esperpéntico, humorístico o, incluso, los límites de lo legal. La pareja de amigos no es homosexual ni profesan ningún tipo de amor entre ambos: lo que les une es el dinero(y una bonita amistad).

Michael es el mejor amigo y cuidador de Matt, por lo que tiene la intención de dejarle todos sus bienes en el testamento. Sin embargo, los impuestos de sucesiones en Irlanda son especialmente caros: hasta 50.000 euros deberían de pagar por este concepto.

La pareja de amigos no ha ocultado sus intenciones y se han encargado de relatarlas en todo tipo de medios irlandeses "La pareja de amigos no ha ocultado sus intenciones y se han encargado de relatarlas en todo tipo de medios irlandeses"

Para evitarlo, ambos decidieron darse el 'sí quiero' ante once testigos en la Oficina de Registro del Hospital Sir Patrick de Dublín. Y hay que reconocer que ambos han tenido una relación más larga que muchos matrimonios: han sido amigos durante las últimas tres décadas.

La legislación irlandera cobra un impuesto de sucesiones especialmente elevado a aquellas personas que no son cónyuges ni familiares directos. Si no se hubieran casado, Michael tendría que pagar el 33% del valor del inmueble para quedarse con él. Es decir, 50.000 euros.

"Nos hicimos muy amigos después de romper mi segunda relación. Perdí mi casa y después viví en una habitación prestada. Sin embargo, la casa fue vendida y terminé sin hogar", relata Michael en declaraciones al Irish Mirror.

Fue entonces cuando "Matty tuvo un problema con su vista y comenzó a tener dolores de cabeza. Toma 12 pastillas al día, muy fuertes. Me quedé con él durante un tiempo y, finalmente, me dijo: '¿por qué no te quedas aquí?'".

Finalmente, Matt heredará la casa de su amigo, tendrá una anécdota que contar y, sobre todo, contará con 50.000 euros de más en su bolsillo. Una cantidad que podrá gastar en todo lo que quiera.

Comentarios