Un documental de Netflix pone en entredicho la investigación del crimen de Alcàsser

Un documental de Netflix pone en entredicho la investigación del crimen de Alcàsser

La plataforma estrena la serie documental que intenterá responder a a las incógnitas del asesinato que conmocionó a todo un país hace más de 20 años.

Tras varios meses de espera, una de las docu-series más esperadas de la temporada, El caso Alcàsser verá la luz este viernes 14 de junio en Netflix. A través de cinco documentales, la plataforma aborda uno de los sucesos criminales más importantes en la historia de la España democrática e intentará desvelar cuestiones, que durante más de 20 años, han perdurado en las mentes de toda la sociedad española: desde el tratamiento que le dieron los medios de comunicación, hasta la teoría conspiratoria que el padre de una de las víctimas mantenía. 

La producción de este 'true crime' corre a cargo de Ramón Campos y su dirección ha estado en manos de Elías León, quienes dirigieron 'El Caso Asunta' en 2017.

El viernes 13 de noviembre de 1992, en los tiempos de una España próspera, moderna y democrática, aún con ETA de por medio, el país afrontaba una situación de prosperidad económica y social, pues los Juegos Olímpicos habían tenido lugar en Barcelona, así como la EXPO de Sevilla, que trajo grandes beneficios económicos. Todo ello creó un caldo de cultivo propicio para consolidar a España como un destino de referencia en el panorama internacional. Lo que no se preveía era lo que estaba por venir aquella noche. 

Tres niñas de 15 años, Míriam García, Toñi Gómez y Desirée Hernández, habitantes de la localidad valenciana de Alcàsser, decidieron salir juntas de fiesta a una discoteca de Picassent, el pueblo vecino. Al no disponer de un vehículo ni medio de transporte, ni tampoco uno de los buses que a veces el dueño del local ponía a disposición de sus clientes, las chicas decidieron hacer autostop. Nunca más se volvió a saber nada de ellas.

El documental hace hincapié en la trama posterior a la desaparición de las niñas y por qué su desaparición generó tanto revuelo. No hay que olvidar que muchos señalan este caso como el inicio de lo que se conoce como telebasura, donde los periodistas del momento Paco Lobatón y Nieves Herrero, recibieron múltiples críticas por la gestión mediática del caso. Herrero, que en su momento quiso exprimir al máximo toda la historia, decidió no aparecer en el documental, pero Lobatón sí lo ha hecho y reconoce que "no todo se hizo bien por aquel entonces". 

No fue hasta transcurridos 75 días desde su desaparición, cuando el caso empezó a ganar notoriedad tras encontrar sus cuerpos en un monte a 50 kilómetros de Valencia. A partir de ahí comenzó uno de los casos de investigación más controvertidos del periodismo español, cuando a la trama se le sumó la detención de Miguel Ricart, uno de los presuntos implicados, junto a la desaparición de Antonio Anglés y las repetidas pruebas de autopsia que no hicieron más que desvelar puras contradicciones, además de desvelarse versiones diferentes acerca de cómo se encontraron los cadáveres de las chicas. 

La desaparición de uno de los implicados en el caso Alcàsser, Antonio Anglás, es una de las incógnitas que aún perduran acerca de la trama "La desaparición de uno de los implicados en el caso Alcàsser, Antonio Anglás, es una de las incógnitas que aún perduran acerca de la trama"

"Lo que no hacemos en la serie es decir si el crimen sucedió de una manera u otra, aunque gracias al juicio se explican muchas cosas. Ponemos ante el espectador las pruebas que nosotros hemos encontrado y, como ya hicimos en 'El caso Asunta', le decimos que sea él quien decida", aclara el tándem formado por Campos y León.

La teoría conspiratoria de Fernando García y Juan Ignacio Blanco

Si hay algo que este documental pretende aportar al caso, son los testimonios de personas que nunca antes habían hablado o que por otro lado, han seguido pendientes del mismo tras el paso de los años, como es el caso del padre de una de las v´íctimas, Fernando García y el periodista Juan Ignacio Blanco, quienes se lucraron en numerosos programas de televisión como 'Esta noche cruzamos el Mississipi', presentado por Pepe Navarro

Ambos aportaron teorías oscuras que sembrarían la polémica, dando lugar a un sinfin de noticias en los medios de comunicación y telediarios, que aprovecharon el momento para sacar tajada y pelear por la exclusiva. No hubo programa que no tratara el caso Alcàsser durante los meses y años posteriores al crimen.

En repetidas ocasiones Fernando García intentó encontrar uno o varios culpables, quería a toda cosa que el caso se resolviera y esto le enfrentó a las familias de las otras víctimas, aunque no le importó, ya que eran bastantes las contradicciones e incongruencias que cada día descubría acerca del caso.

Uno de los carteles de búsqueda de las niñas de Alcàsser "Uno de los carteles de búsqueda de las niñas de Alcàsser"

Para ello se alió con Blanco y ambos predicaron su teoría de la conspiración acerca de las sombras y las chapuzas que rodeaban al asesinato y su investigación, cómo por qué no encontraron sangre en los colchones donde violaron a las tres niñas o por qué tampoco encontraron pelos ni semen pertenecientes a ninguno de los dos imputados y sí de varias personas diferentes, según revelaron las diferentes pruebas de autopsia practicadas. Otra de las grandes dudas que aún perduran es la huída de Antonio Anglés y cómo el volante encontrado en el monte permaneci´ó allí más de dos meses en pleno invierno. A lo largo de los años, estas han sido algunas de las cuestiones que no dejado a García cesar en su propia investigación. Cambios de testimonio, segundas y no segundas, sino terceras autopsias también tuvieron mucho que ver.

Según una profesora de las niñas, el caso Alcàsser abrió la veda de un problema que la sociedad actual arrastra desde incluso antes del sueceso y que el tratamiento de los medios solo ayudó a acrecentar: la violencia machista en las mujeres.

Comentarios