10 grandes inventos que acabaron fracasando

10 grandes inventos que acabaron fracasando

Seguro que ni siquiera supieras que los siguientes productos llegaron a existir, pero te aseguramos que sí.

Que todo está inventado, es una afirmación que a estas alturas de la historia puede ser una afirmación con serias dudas. Todavía hay quienes buscan ser pioneros y con ello triunfar como en su momento hizo Steve Jobs. Sin embargo, muchos se han quedado por el camino y no han conseguido la fama por el triunfo, sino por todo lo contrario. Desde gente particular hasta gigantes de la tecnología, muchos han comercializado ideas, productos o negocios que han caído en el olvido y formando parte de los fiascos más importantes de la historia moderna. 

No obstante, es erróneo caer en la tónica de que los fracasos son eso, fracasos, y por ello hay que demonizarlos. Hasta los más grandes cometen errores y, no por ello, serán menos válidos. De los errores se aprende y muchos de los inventos que no han llegado a tener éxito para algunos han supuesto una oportunidad perfecta para aprender,  tener más ambición y al final sacar productos utilizados a nivel mundial. 

De igual modo, la línea entre el fracaso y el éxito es muy fina. Que un producto sea reconocido o caiga en el mayor de los olvidos puede deberse a muchos factores que pueden no estar a nuestro alcance, incluso ser inentendibles. A continuación te presentamos una lista de algunos de los mayores fiascos del mundo en las últimas décadas.

1 Apple Newton

Ni los más grandes se salvan de tener en su lista inventos que no llegaron a ninguna parte. Puede que Apple actualmente esté viviendo una de sus mejores épocas, pero en 1993 lanzó un "asistente digital personal" que no llegó a nada. Por aquel entonces, el gran gigante del panorama tecnológico ostentaba éxitos y fracasos a partes iguales. 

El Apple Newton MessagePad H1000 era una especie de libreta digital con una pantalla táctil que se manejaba con un puntero tipo Stylus y era capaz de reconocer un texto siempre y cuando estuviese dentro de unos límites impuestos. Un rotundo fiasco en el que se invirtieron ni más ni menos cerca de 100 millones de dólares. ¿Para qué? Para nada.

Algunos lo consideraron la primera PDA (Personal Digital Assistant) y el precursor del actual iPad, pero obviamente algunos ni sabemos de lo qué nos están hablando. Costaba la friolera de 120.000 pesetas, casi tanto como un ordenador personal y dejó de fabricarse en 1998.

2 Kodak DC40

La empresa más famosa en la historia de la fotografía no supo mantenerse a flote cuando las cámaras analógicas se quedaron obsoletas. Cuando llegaron las cámaras digitales, la empresa no apostó en ningún momento por ellas y al final lo ha pagado caro.

Kodak DC40 "Kodak DC40"

En 1995 Kodak sacó al mercado la cámara DC40, una de las primeras cámaras digitales del mundo que protagonizó un gran éxito comercial. Sin embargo no fue suficiente, ya que en 2012 se declararon en bancarrota. ¿Su error? Seguir obcecados en un modelo de negocio que poco a poco fue disminuyendo. La gente dejó de utilizar sus cámaras analógicas, dejó de utilizar carretes fotográficos y de imprimir sus fotografías, para pasar a un modelo más económico y fácil. 

3 Orbitz

En el mundo existen dos tipos de personas. Aquellas a las que les gusta los tropezones en las bebidas y a las que no. Seguro que más de una vez has tenido esta discusión con algún amigo que pelea contigo porque el Cola Cao es mejor con grumos o que el yogur está más bueno con los trocitos de fruta. Si es tu caso, seguro que te habría gustado este refresco. Aunque poco lo disfrutarían porque duró muy poco en el mercado debido a las malas ventas. 

Orbitz "Orbitz"

Se trataba de una bebida con sabor a diferentes frutas que contenía pequeñas bolas comestibles que flotaban en el recipiente. Orbitz se comercializó como una "bebida alternativa texturizada". Sin embargo, algunos consumidores la compararon con una lámpara de lava portátil. Y la verdad es que lo parece, incluso sería hasta bonita. El fracaso estrepitoso los llevó a dejar de comercializarlo en 1997, después de menos de un año en el mercado. Hoy en día, tener una de las botellas se considera una reliquia de coleccionista. 

4 TwitterPeek

¿Eres un adicto a Twitter? Pues existió un dispositivo con el que únicamente se podía utilizar esta red social. Sin embargo, ¿quién quiere algo así pudiendo tenerlo todo en un mismo aparato?. Por ello, lo más desconcertante de todo es que el TwitterPeek empezó a comercializarse a la vez que los teléfonos inteligentes mejoraban sus condiciones. 

TwitterPeek "TwitterPeek"

Sabemos que te estás preguntando cómo pudo existir algo así, pero de verdad, no le busques el sentido porque no lo tiene. Se trataba de un dispositivo que estéticamente parecía un smartphone con funciones de Internet pero sin ser teléfono y con la única finalidad que utilizarlo por y para Twitter. Un poco raro ¿no? Pero ahí no termina la cosa, y es que todos aquellos tweets que tuvieran enlaces a webs externas o que tuvieran imágenes, no se podían visualizar. Del mismo modo, tampoco tenía cámara por lo que no se podía añadir ningún tipo de imagen.

5 Rejuvenique Toning Mask

Si eres de los que piensa que para presumir, hay que sufrir, quizás este invento sea una de las mejores representaciones de ello. La máscara de rejuvenecimiento era como una careta de tonificación facial que según sus fabricantes prometía alcanzar un nivel de belleza como el de Linda Evans, actriz de TV estadounidense, quien la patrocinaba. 

La pesadilla de este producto de belleza era tal que se debía utilizar al menos 15 minutos al día y se recibían pulsos eléctricos en 12 puntos del rostro. Vamos, como una especie de rutina de ejercicios para la cara que según su inventor, George E. Springer "equivalen a ocho sentadillas por segundo". Al final el milagro no llegó a ocurrir y fue otro fracaso histórico.

6 AVE Mizar

Seguro que más de uno se ha imaginado un futuro en el que existirán los coches voladores y se podrá circular por las ciudades como en la serie 'Futurama'. Nunca se sabe pero no se puede negar que no se haya intentado. Uno de los vehículos que más contribuyó a alimentar esta idea fue el AVE Mizar, el primer coche que consiguió volar, pero no tanto. 

En 1971 dos ingenieros aeronáuticos, Harry A. Smolinsky y Harold Blake, intentaron crear el primer coche volador de la historia uniendo un Ford Pinto y la parte trasera del fuselaje de una Cessna Skymaster. Su intención era que funcionara como coche y como avión a partes iguales. En una primera prueba pareció ir todo bien por lo que se acordó comercializar. Sin embargo, en 1973 los dos ingenieros sufrieron un accidente y fallecieron en el acto.

AVE Mizar "AVE Mizar"

La investigación posterior determinó que tenía graves fallos de diseño, el vehículo era demasiado pesado y la unión entre las alas y el coche no estaba bien realizado. A ello se unía el hecho de que la carrocería del Ford Pinto era muy débil y se deformaba con las colisiones, lo que provocaba que las puertas se bloquearan y lo convertía en una trampa mortal en caso de incendio.

7 Nokia N-Gage

Este caso es un claro ejemplo de producto novedoso que podía haber llegado muy lejos y ser pionero en su sector pero que en la práctica fue un completo desastre. El N-Gage tenía un diseño revolucionario, ya que era un híbrido entre móvil y consola portátil. 

En principio su diseño parecía funcional, pero realmente no lo fue. Se trataba de una consola con un teclado de teléfono tradicional en el lado derecho y un pad direccional en el izquierdo. Lo que falló fue el propio teclado porque su disposición solo permitía que se utilizara con una mano, a pesar de que se sostuviera con dos manos. 

Nokia N-Gage "Nokia N-Gage"

Pero aún hay más. En la descripción de uso del producto, la compañía explicó que no se podía utilizar como un teléfono normal porque la grasa de la cara mancharía la pantalla del dispositivo. Por ello decidieron inventar el sidetalking, es decir, el micrófono y el altavoz estaban en el borde, por tanto había que hablar por el lateral. Pero como consola tampoco funcionaba a la perfección. Un desastre por ambas partes.

8 Nintendo Virtual Boy

Antes de que llegaran al mercado las grandes consolas como PlayStation o la GameBoy Color, el gigante nipón produjo un invento un poco extraño que algunos ni siquiera han conseguido descifrar del todo. La Virtual Boy fue el mayor fracaso de la historia de Nintendo. Se trataba de la máquina portable pero no portátil porque se tenía que utilizar sobre una mesa pero a la vez no tenía que conectarse a la televisión. 

Virtual Boy "Virtual Boy"

¿Los motivos de su fracaso? La empresa desde un principio falló en intentar atrapar a los consumidores. La idea en un principio parecía buena, ya que podía meterte aún más dentro de los videojuegos y así vivirlos más intensamente. Sin embargo, los gráficos en 3D que tenía eran sobre una pantalla monocromática integrada, solo dos colores: rojo y negro. Vamos, un caos que echó para atrás a muchos consumidores. Eso sí, ahora es una pieza de coleccionista. 

9 Power Mac G4 Cube

Cuando un ordenador pretende ser más obra de arte que un ordenador propiamente dicho puede que haya más de un fallo. Muy bonito por fuera, incluso en la actualidad un ejemplar se exhibe en el MoMA (Museum of Modern Art) de Nueva York. 

Power Mac G4 Cube "Power Mac G4 Cube"

Una de las razones principales por las que no llegó a nada fue económica. El precio que le pusieron fue tan elevado que muy poca gente estuvo dispuesta a pagarlo: 1.599$ por la versión estándar, 200 dólares más que la base del modelo superior (Power Mac G4). Para más inri el monitor no estaba incluido en ese precio, por lo que la broma podría llegar a los dos mil dólares.

10 Itera Bicycle

Hoy en día nos echaríamos las manos a la cabeza, Twitter ardería, las malas recomendaciones y las campañas de odio no dejarían ni siquiera que esta bicicleta viera la luz. Está claro que cuando salió este modelo de vehículo de plástico la concienciación que había con ese material no era igual que como lo es en la actualidad. Menos mal que fue un completo fracaso en su momento.

Itera Bicycle "Itera Bicycle"

En un principio fue una bicicleta ideada para cambiar el status quo de las dos ruedas para modernizar este vehículo al remplazar el metal con plástico y con un diseño algo distinto. Sin embargo, el fallo fue tan sencillo que asombra, simplemente se tambaleaba al utilizarla, debido al poco peso del nuevo material.

Comentarios