10 cosas que desconoces sobre el clítoris

10 cosas que desconoces sobre el clítoris

El clítoris, ese gran desconocido. Parece mentira que un órgano tan importante para la mujer guarde todavía aspectos ignorados por nuestro conocimiento, pero cero dramas porque aquí traemos 10 curiosidades sobre este magnífico miembro.

Vida María Pérez García María Pérez García 25 Enero 2017 11:06

Estas en el concierto de una de tus artistas favoritas disfrutando de su música. Una gran sala, la Ópera de Sydney nada más y nada menos, la magnífica voz de Amanda Palmer y un ambiente mágico. Estás atento a la función cuando, de repente, ves como aparece en el escenario un clítoris gigante. Así daba comienzo, en mitad de la gala, una clase de sexología de la mano de la experta Alli Sebastian Wolf, invitada por la artista para dar unas lecciones sobre el órgano femenino, con motivo de su tema musical 'Glitoris'. Y es que, aunque sea algo intrínseco a nosotras, el único compañero que estará a nuestro lado todos los días, es un gran desconocido. Para acercar la relación entre hombres, mujeres, clítoris y viceversa traemos los diez consejos que aportó la sexóloga durante el concierto. 

Concierto de Amanda Palmer "Concierto de Amanda Palmer"

1 El clítoris es como un iceberg

A los hombres les pasa lo mismo que ocurrió con el Titánic, no saben que lo que están viendo es la puntita de algo mucho más grande. En palabras de Wolf, la parte que estamos viendo y sintiendo solo es el pequeño glande que crea la cabeza del clítoris. "A partir de ahí, todo ese fabuloso material mágico funciona debajo de la superficie", explica.

2 Hay más de 8.000 terminaciones nerviosas (El doble que en el pene)

El clítoris posee más de 8.000 terminaciones nerviosas "El clítoris posee más de 8.000 terminaciones nerviosas"

Un clítoris es un delicado instrumento compuesto por más de 8.000 terminaciones nerviosas, capaces de trasladar a la mujer a un mundo de sensaciones sin igual. Y decimos sin igual porque el pene apenas posee unas 4.000 terminaciones nerviosas, quedando patente la diferencia sensorial entre ambos aparatos. 

Así mismo, la sexóloga explica que el clítoris está compuesto por 18 partes distintas, en una mezcla de tejido eréctil, músculo y nervios. "Todas esas pequeñas piezas están trabajando juntas para crear las sensaciones asombrosas que cualquier persona con un clítoris siente cuando está teniendo orgasmos", sentencia la doctora. 

Igualmente, desmentir la creencia de que el túnel vaginal es el que tiene el poder sobre nuestros orgasmos, ya que no tiene capacidad para crear sensaciones. Esto es porque la naturaleza es sabia, ya que dar a luz a través de algo tan sensible, sería insoportable. 

3 Pueden crecer hasta un 300% cuando se excitan

Un clítoris  en reposo suele medir entre los 7 y 12 centímetros de largo, hinchándose desde un 50 hasta un 300% cuando están excitados. Este crecimiento no es algo que suceda de 0 a 100, sino que es un proceso progresivo, que se va desarrollando a medida que la persona se acerca al orgasmo

Cuando está en reposo, los 'brazos', o cuerpos cavenosos, del cuerpo del clítoris se extienden hacia los músculos, y cuando está excitado se curvan a su alrededor, dando esa sensación de hinchazón. 

4 El punto G y los orgasmos penetrativos son clitorales

El clítoris tiene el poder del placer "El clítoris tiene el poder del placer"

Los estudios heteronormativos imperantes hasta relativamente poco son los culpables de implantar la creencia mal fundada de que el pene es necesario para el orgasmo. Sin una estimulación del órgano femenino la sensación orgásmica es imposible, ya que tanto el punto G como la penetración lo que hace es estimular la parte interna del clítoris (Acordaos de lo del iceberg). 

La culpa de que el sexo gire en torno al pene, según está sexóloga, es de Freud, si aquel hombre que, siendo padre de la psicología moderna, hablaba de la 'envidia de pene'. Ese mismo. 

5 La terminología 'clítoris' es relativamente reciente

El primer uso de la palabra 'clítoris' data de la década de 1950 y procede de América. Su etimología se remonta al siglo XVII y podría derivar de las palabras 'vaina', 'clave', 'pestillo' o 'tocar para hacer cosquillas'.

6 Es la única parte del cuerpo cuyo único propósito es el placer

Si la cabeza se bloquea no hay nada que hacer "Si la cabeza se bloquea no hay nada que hacer"

A pesar de este dato, una de cada diez mujeres nunca ha tenido un orgasmo, y la mayoría de las mujeres atravesará un momento de su vida 'difícil' para llegar a este punto con un compañero o compañera. 

Según Wolf, esto el culpa de la 'cultura de la vergüenza' instaurada alrededor de la sexualidad femenina, y es que la mayoría de las mujeres bloquean la llegada de la sensación con la cabeza. No hay que olvidar que la mente es uno de los órganos sexuales más poderosos, siendo capaz el cerebro de controlar todas nuestras sensaciones: dolor, placer... Así que, por mucho que esté haciendo nuestro amiguito, si el mandamás está bloqueado, no podremos disfrutar de un encuentro sexual placentero. 

7 No siempre ha tenido momentos buenos

Protestas contra la MGF "Protestas contra la MGF"

A lo largo de la historia, y actualmente por desgracia, existe alrededor del clítoris una especie de caza de brujas que ha perpetrado tradiciones tan horribles como es la mutilación genital femenina. Conocida comúnmente como 'ablación', esta práctica se basa en la extirpación total o parcial del clítoris para después coser la zona, quedando un pequeño orificio para que la mujer pueda hacer sus necesidades biológicas. Las razones que han motivado esta horrible práctica son varias, como evitar la masturbación femenina, comprobar la pureza de la mujer o evitar que esta sea infiel, ya que a raíz de esta 'intervención', las relaciones sexuales serán siempre dolorosas

Esta práctica se concentra especialmente en el continente africano, pero hay que señalar que Europa también ha vivido una época negra con este órgano, ya que durante varios años, los médicos han abogado por la extirpación del clítoris para curar enfermedades mentales como la depresión o la esquizofrenia

8 El clítoris puede formar un pene y viceversa

En la actualidad, la cirugía de confirmación de género es capaz de transformar un clítoris en un pene, agrandándolo con hormonas. El proceso también puede realizarse a la inversa, y el glande del pene puede reducirse de tamaño y reubicarse, formando un clítoris. 

9 Es la única parte del cuerpo humano que nunca envejece

El clítoris de una mujer de 80 años de edad tiene el mismo aspecto y funciona igual que el de una de 20 años. No obstante, sigue creciendo, llegando a ser 2,5 veces más grande en la madurez que en la adolescencia. 

"Son raras, fabulosas estas pequeñas criaturas", sentencia Wolf. 

10 Cada clítoris es único

Al igual que la cara, no hay dos iguales. Existen multitud de formas y colores, que van desde el rosa palo hasta el negro. "Si miras un dibujo de vaginas, nunca hay dos iguales", ríe la sexóloga. 

Comentarios