Día Mundial del Síndrome de Down: 50 madres cantan con sus hijos para normalizar y visibilizar

Día Mundial del Síndrome de Down: 50 madres cantan con sus hijos para normalizar y visibilizar

El vídeo ha sido compartido en YouTube y cuenta con más de 1 millón y medio de reproducciones en una semana.

El 21 de marzo es el Día Mundial del Síndrome de Down y como más de 5 millones de personas en todo el mundo viven con esta alteración genética, varias madres han querido visibilizar a sus hijos y a quienes viven con ello día tras día. Para ello se han juntado 50 madres con 50 niños en sus coches para cantar 'A Thousand Years', la canción de la película 'Crepúsculo' y dejar claro que tener hijos con Síndrome de Down no es una calamidad. 

La idea está basada en el programa de James Corden 'Carpoool Karaoke', pero esta vez los protagonistas son anónimos y aparecen junto con sus madres y hermanos. El vídeo fue compartido nueve días antes del Día Mundial del Síndrome de Down y cuenta con más de 1 millón y medio de reproducciones en YouTube. 

El encargado de materializar la idea ha sido Jamie McCallum, el padre de Rose, una niña con Síndrome de Down, ya que se ha encargado de unificar en un vídeo todos los karaokes realizados por madres junto con sus hijos para conmemorar el 21 de marzo. Y la idea le vino a la cabeza cuando vio un vídeo en el que una madre y una hija cantaban la canción 'A Thousand Years' en su coche. Se trataba de Suzanne y su hija Ella. Suzanne es la fundadora, junto con su amiga Tracy de la organización sin ánimo de lucro Singing Hands, en donde enseñan a padres y madres a comunicarse mejor con los hijos que tienen minusvalías a través del sistema makaton. Este es un sistema de comunicación que combina el lenguaje de signos con la voz hablada y que permite mejorar la comunicación con los niños que presentan diferentes dificultades para relacionarse o de aprendizaje. 

Sin embargo, la última vez que quedaron para grabar el vídeo Tracy no podía porque estaba recién operada del hombro, así que Suzanne decidió que su hija Ella apareciese en el vídeo en lugar de su amiga. Esta vez la canción la eligió la niña y la decisión fue que cantarían 'A Thousand Years', su tema favorito. Y esto fue la mecha para que McCallum decidiese hacer un llamamiento a las madres del grupo de Facebook 'Designer Genes' para que cada una se grabase cantando esta canción con sus hijos y así poder crear este proyecto que pretende derribar los mitos que hay entorno al síndrome de down y "mostrar que esta condición desde un punto de vista positivo".

Todos emocionados

James Corden y Christina Perri, la intérprete de 'A Thousand Years', han compartido en sus cuentas de twitter el vídeo principal de esta campaña. La cantante dice sentirse muy "honrada" de que eligiesen su canción como banda sonora del proyecto mientras que el presentador del formato que imitan, asegura que el vídeo le ha emocionado. 

Comentarios