Buscar
Usuario

Noticias

Detenidos tres trabajadores de un kebab de Pamplona por envenenar la comida con matarratas

La investigación se inició después de que una mujer y su pareja presentasen síntomas de una intoxicación.

Tras ingresar una joven en un hospital de Pamplona con una extraña alteración en la coagulación de la sangre "no explicable" desde un punto de vista médico, se inició una investigación que acabó con la detención de tres empleados de un kebab de la capital.

Según ha salido a la luz, envenenaban la comida que servían con raticida. Los tres empleados han sido arrestados como presuntos autores del crimen contra la salud pública además de un delito de lesiones. Los agentes que se han encargado de realizar la investigación han hecho un llamamiento público para poder localizar al resto de víctimas de este local.

La intoxicación que descubrió el matarratas

La mesa donde se manipulan los ingredientes estaba impregnada de matarratas "La mesa donde se manipulan los ingredientes estaba impregnada de matarratas"

Una mujer y su pareja presentaron signos de intoxicación tan fuertes que la policía vio conveniente iniciar una investigación. Mientras que el hombre se recuperó en unos siete días, ella seguía con los mismos e incluso peores síntomas.

Tuvieron que ingresarla en el Hospital de Navarra. Tras descartar que estuviese tomando algún medicamento anticoagulante, los médicos solo fueron capaces de atribuir los sintomas que presentaba a los que causa la ingesta de matarratas.

La policía intervino en el caso ya que se trataba de una clara intoxicación por parte de algún agente externo. Tras repasar lo que habían hecho los jóvenes los días anteriores a su indisposición, todo apuntaba al famoso 'doner kebab'. La pareja había encargado una cena al establecimiento de la calle Juan María Guelbenzu días atrás, y aunque dicen que desde el primer momento notaron un sabor extraño, lo atribuyeron a un cambio de salsas o ingredientes.

El cierre del local

Tras una exhaustiva investigación, las violaciones del código de sanidad fueron más que evidentes "Tras una exhaustiva investigación, las violaciones del código de sanidad fueron más que evidentes"

El local fue examinado minuciosamente por distintas Brigadas de Policía Nacional (Judicial, Extranjería y Policía Cinetífica) y personal de la Inspección de Trabajo y de los Servicios de Sanidad del Ayuntamiento de Pamplona. Tras el registro encontraron gran cantidad de un producto raticida muy tóxico tanto para animales como para humanos, que estaba esparcido por todo el local, impregnando la encimera donde se trabajaban los alimentos y se preparaba la comida.

Tras precintar el local como medida cautelar, la Jefatura Superior de Policía ha puesto dos números de teléfono (948.299.786/7) a disposición de posibles víctimas del local, donde serán informados de cómo denunciar.

Artículos recomendados

Comentarios