Buscar
Usuario

Noticias

Detenido por matar a disparos a su madre por pedirle que no fumara dentro de su casa

Seth Settle, de 19 años, fue detenido por el asesinato de su madre: había asegurado que el arma se había disparado por accidente.

Detenido por matar a disparos a su madre por pedirle que no fumara dentro de su casa

La policía del condado de Polk ha detenido a Seth Settle, un joven de 19 años, por disparar y matar a su propia madre. El alguacil Grady Judd explicó, en rueda de prensa, que la madre, de 52 años, había regresado su vivienda después de llevar a su hija de 14 años a la escuela, cuando notó un olor a humo que procedía del dormitorio de Settle.

Fue en ese momento cuando entró en su cuarto y le dijo a su hijo "que no fumara adentro", según publica Univisión. El joven se molestó con su petición y, en ese momento, salió del cuarto con un arma, le apuntó y disparó.

Después de emprenderla a tiros, Settle fue a la vivienda de un amigo y le dijo que había disparado a su madre por accidente. "El sospechoso está tratando de interpretar esto como un accidente, pero tenía un arma cargada e intencionalmente apuntó a la puerta por donde acababa de salir la víctima y disparó", señaló el alguacil Grady Judd.

"Huyó de la escena sin prestar ayuda, luego arregló que un amigo se deshiciera del arma. Estas no son las acciones de un hombre que accidentalmente mató a alguien. Sabía exactamente lo que estaba haciendo", añadió.

El hermano de Settle llamó al 911 y llevaron a su madre al hospital alrededor de las 09:41 a.m. Sin embargo, murió una hora después. Las autoridades hospitalarias llamaron a la policía como consecuencia de la herida de bala de la víctima. Los oficiales llegaron a la casa de Settle y comenzaron la investigación. Más tarde arrestaron al joven, que aseguró que el arma se había disparado accidentalmente.

La familia desconocía que tenía un arma en su poder

Los oficiales señalaron que Settle les mintió sobre dónde se deshizo del arma de fuego. Les dijo que la arrojó en un área boscosa, sin embargo, Judd señaló que uno de sus amigos confesó que le había entregado dos armas.

El alguacil señaló que Settle compró las armas en la calle y que su familia ni siquiera sabía que tenía dichos artefactos en su poder. También se descarta un posible disparo accidental: "Creemos que estaba enojado", ha indicado. "Estamos absolutamente seguros del tipo de madre que es. No hay forma de que hubiera cerrado esa puerta con su hijo apuntándole a la cabeza con una pistola".

Seth Settle fue acusado de asesinato en segundo grado con un arma, manipulación de pruebas, descarga de un arma de fuego en un área residencial y dar información falsa durante el transcurso de una investigación.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar