Buscar
Usuario

Noticias

Detenido por dar comida envenenada a indigentes para grabar en vídeo cómo agonizaban

El acusado proporcionaba comida a los indigentes, pero había incorporado un veneno que aprovechaba para grabar su agonía.

Detenido por dar comida envenenada a indigentes para grabar en vídeo cómo agonizaban

William Robert Cable, un hombre de 38 años residente en California (Estados Unidos) ha sido detenido por envenenar a multitud de indigentes para, posteriormente, grabar su agonía en vídeo.

El Departamento de Policía de Huntigton Beach (HBDP), que se ha hecho cargo del caso, ha contabilizado por el momento ocho víctimas, aunque creen que puede haber más e irán localizándolas en los próximos días.

El hombre proporcionaba comida a los indigentes, alimentos que previamente había contaminado con oleorresina picante, un químico dos veces más fuerte que los sprays de pimienta que emplea la policía. Cuando sus víctimas ingerían la comida, el acusado comenzaba a grabar la agonía de los indigentes que habían confiado en él.

El acusado se encuentra en prisión bajo fianza "El acusado se encuentra en prisión bajo fianza"

Hay un anciano entre las víctimas, que tuvo que ser hospitalizado de urgencia (no fue el único) por el efecto del veneno, que podría haber desembocado en un problema de ahogamiento, además de las lesiones que ha provocado en los indigentes a los que atacó.

Como se aprecia en los vídeos, las víctimas ingieren los alimentos y empiezan a experimentar un cuadro que incluye, entre otros síntomas, convulsiones, vómitos y dificultad para respirar, además de dolor intenso en boca y estómago.

En prisión

William Robert Cable finalmente ha sido enviado a una Cárcel del Condado de Orange bajo una fianza de 500.000 dólares que, por el momento, no ha pagado. Además, está imputado por numerosos cargos criminales: un delito grave de lesiones a un anciano, ocho delitos menores por contribuir a la delincuencia de un menor y una infracción por conducir bajo la influencia de estupefacientes. Si finalmente se aplican todas las penas, sumará 19 años y tres meses entre rejas.

La Justicia ha solicitado ahora colaboración ciudadana para identificar a otras posibles víctimas y sospechosos adicionales en relación con la serie de envenenamientos que comenzó a mediados de mayo.

"Estos seres humanos fueron atacados porque son vulnerables", dijo el fiscal de distrito del condado de Orange, Todd Spitzer. "Fueron explotados y envenenados como parte de una forma retorcida de entretenimiento, y su dolor fue registrado para que su atacante pudiera revivirlo una y otra vez". En este condado hay aproximadamente 7.000 personas en situación de indigencia, según el diario Orange County Register.

Artículos recomendados

Comentarios