Buscar
Usuario

Vida

Después de leer esto, quizás, no quieras volver a utilizar un secador de manos

Las imágenes nos han cambiado completamente la vida: no son aptas para estómagos sensibles.

Es imprescindible en cualquier baño público. Te lavas las manos (no lo olvides, por el bien de la humanidad) y, cuando te dispones a secártelas por aquello de no ir por la calle 'chorreando dando palmas', te encuentras a tu enemigo público número 1... ¡El secador de manos!

Horror máximo

Ahora es cuando os preguntaréis por qué existe esa fobia a los secadores de manos. Pues, dejando de lado que la famosa máquina no es capaz de secar definitivamente, algo que promete su nombre; hay algo que nos ha traumatizado: ¡Es todo un nido de auténticos gérmenes! Pero gigantes, de los que dan auténticas náuseas. Si creéis que llego a la exageración, echad un vistazo a esta... 'cosa'.

¿Se os ha abierto el apetito? ¿Se os hace la boca agua? ¿En serio? Mientras os recuperáis del trauma, os contamos la historia de este precioso descubrimiento. Nuestra protagonista realizó un experimento: colocó una placa debajo de un secador de manos durante tres minutos.

A los pocos días, observó lo que sucedía: había crecido toda una ensalada de organismos. "Ok, muchachos... ¿Listos para que la mente expote?", escribió en su perfil de Facebook para denunciar esta ensalada radioactiva.

Al parecer, el aparato había acumulado todo tipo de hongos y bacterias gracias al entorno ideal que propicia la ideal mezcla de humedad y calor. El problema, quizás, es que cada vez que nuestras manos reciben ese mismo aire... con esporas. Ahora es cuando definitivamente respondéis.

Trauma

Los responsables de Dyson, empresa que había instalado el secador, aseguraron que estaban "sorprendidos" y dudaron de la "metodología empleada" por nuestra protagonista.

"Todos los secadores de manos Dyson Airblade TM tienen filtros HEPA que capturan partículas tan pequeñas como las bacterias del aire del baño antes de que salga de la máquina", ha afirmado el portavoz. ¿Quién tiene razón?

Artículos recomendados

Comentarios