Le despiden del trabajo por pedir unos días libres para donar hígado a su hija enferma

Le despiden del trabajo por pedir unos días libres para donar hígado a su hija enferma

La legislación laboral española no prevé protección para los donantes vivos, por lo que este tipo de injusticias son permitidas.

Noticias Víctor Mopez Víctor Mopez 27 Marzo 2017 13:09

Campañas de concienciación sobre la importancia de la donación de órganos. A España se le llena la boca anunciando que el país es líder en este altruista acto cuyo fin es salvar vidas. Sin embargo, este dato que tanto enorgullece a nuestros políticos, solo es gracias a los generosos españolitos, porque la ley y las empresas no hacen absolutamente nada para favorecer al donante.

El último caso es especialmente indignante, lo que ha logrado despertar la conciencia pública de un problema que pocos conocen. Un padre, según recoge la HePA, la Asociación Española de Ayuda a Niños con Enfermedades Hepáticas y Trasplantes Hepáticos, quiso pedirse unos días libres en el trabajo para donar parte de su hígado a su hija enferma, lo que le costó el despido. 

Donar órganos salva vidas "Donar órganos salva vidas"

"La vida de mi hija dependía de que yo le donara parte de mi hígado. Así que me pedí unos días de baja y otros de vacaciones para poder desplazarme a Madrid y someterme a la operación. A una semana de la intervención, fui llamado al despacho del director de Recursos Humanos y me despidieron. Lo que más me dolió fueron sus palabras: 'Así podrá usted dedicarse mejor a cuidar a su hija'", relata el hombre.

Si las empresas hacen este tipo de cosas es porque pueden. Someterse a una operación para donar órganos es considerado por las empresas como algo voluntario ya que el donante no es el enfermo, por ello no se le facilita a la persona la baja por incapacidad temporal, poniendo así en riesgo el puesto de trabajo.

Para hacerme las pruebas de compatibiidad de donante pata mi hija, me desplacé varios días al hospital y cuando llevé los justificantes de las pruebas a mi trabajo me indicaron que eran pruebas voluntarias, que yo no estaba enfermo y que por tanto no podían aceptar a justificación, que la solución era pedir una excedencia

Legislación laboral injusta

Aunque estas situaciones parecen injustas, estrictaente no lo son, pues la legislación laboral española no preveé protección para las intervenciones quirúrgicas a las que se accede de forma voluntaria. Así, no hace ninguna distinción entre ellas, por lo que una cirgía estética y una donación de órganos se encuentran al mismo nivel. 

Esto permite que las personas que voluntariamente deciden salvar una vida sufran represalias laborales tales como ceses de contrato o despidos a causa de las faltas al trabajo como consecuencias de las visitas al hospital. Es decir, si un padre o una madre quieren salvar la vida de un famiiar porque es compatible y decide donar su órgano, dependerán de la bondad y comprensión de su empresa. Eso sí, ya que la legislación española no prevé cobertura laboral, deberán pedir una excedencia o días libres.

Campaña en Change

Si este debate ya está sobre la mesa, ahora toca hacer algo para cambiar las cosas. A través de una campaña lanzaDa a través de Change.org, se han recogido más de 260.000 firmas denunciando esta situación. La HePA exige una modificación legal laboral que impida que un donante cobre menos o sea despedido del trabajo por no estar protegido por una baja laboral.

Del mismo modo pide  que estos donantes sean equiparados a una embarazada, situación a la que también se accede voluntariamente. De esta manera el trabajador no vería afectada su nómina ni perdería su puesto de trabajo. Y la empresa no tendría que pagar los seguros sociales en el tiempo de baja ni la persona que sustituye al donante.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados