Buscar
Usuario

Economía

Desmontamos los bulos acerca de Mercadona que has oído (y creído)

Los bulos rodean a las empresas más populares y relevantes y Mercadona no ha sido inmune a ellos. Hoy los desmontamos.

Desmontamos los bulos acerca de Mercadona que has oído (y creído)

Las empresas crecen, su popularidad aumenta y las mentiras empiezan a revolotear. WhatsApp, el 'boca a boca' o el resto de redes sociales han conseguido avivar los bulos relacionados con Mercadona. Noticias falsas que emborronan y cambian los pensamientos de la gente acerca de algunos productos o promociones. Por ello, desmentimos los mitos creados alrededor de Mercadona a lo largo de los últimos años:

Cupones regalo por responder a encuestas

¿Quién no ha recibido alguna vez un mensaje en el que "Mercadona" le prometía un vale de descuento a cambio de contestar unas cuantas preguntas?

Pues no, no es cierto. Mercadona no emite ningún tipo de cupones de este estilo y este bulo es uno de los más peligrosos, porque se trata de una estafa encubierta. Si nos metemos en el link podrán robarnos nuestros datos e intentar infectarnos con malware. Incluso la policía ha advertido acerca de estos falsos cupones:

Los "cosméticos tóxicos"

Facebook y WhatsApp fueron los que se encargaron de difundir estos mensajes. Hace unos meses desde que empezó a hablarse de los cosméticos Deliplus. En Facebook, una mujer afirmaba que "eran tóxicos", ya que en sus ingredientes estaba la parafina líquida. Maldita ciencia, web especializada en salud, recalcó que la parafina líquida no es tóxica y, por tanto, los productos de Mercadona no producen ningún peligro.

La marca deliplus se ha visto envuelta en bulos en muchas ocasiones "La marca deliplus se ha visto envuelta en bulos en muchas ocasiones"

Sin embargo, otra cadena de WhatsApp se decantó por criticar, de nuevo, a Deliplus. Esta vez a sus cremas: "Sanidad retira más de once productos deliplus del Mercadona por contener trietanolamina y bronopol ya que la combinación puede producir nitrosamina (tumores cancerígenos)". Hasta once cremas fueron señaladas por este bulo.

Sin embargo, en esta ocasión el bulo tenía parte de realidad: en agosto de 2012 Sanidad indicó a Mercadona que había retirado 11 productos del mercado para reformular su composición y adecuarse a la normativa, que prohibía que se mezclaran dos componentes.

Cremas cancerígenas

Sí, las cremas de Mercadona han dado mucho que hablar. Ya hemos visto algunos de los bulos que circularon a su alrededor y este no se queda atrás. Saltaron las alarmas cuando se promovió la idea de que algunos ingredientes de las cremas de Mercadona "podrían producir cáncer". Mantuvieron incluso que cremas de Deliplus y Solcare (las marcas por excelencia de la empresa, junto a Hacendado) habían sido retiradas por el Ministerio de Sanidad.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se vio obligada a emitir un comunicado indicando que esta información era completamente falsa. Afirmaba, a su vez, que el riesgo de las cremas para la salud de Mercadona es nulo.

Mercadona y los productos de Magrudis

Como bien sabemos, este verano surgió el mayor brote de listeriosis registrado en España, que causó más de 2 muertes y que provocó la alerta de los consumidores, a pesar de que los responsables de vender aquella carne mechada contaminada ya han sido condenados.

Otro de los bulos que más se extendió fue el que afirmaba que en sus establecimientos, Mercadona vendía productos de la marca Magrudis, la responsable del grave brote de listeriosis. 

Esta vez fue la propia empresa la que optó por pronunciarse y desmentir a través de sus redes sociales este bulo.

Importación de muchos productos de fuera de España

A Mercadona también se le acusa de importar productos de otros países mientras nosotros pensamos que proceden del nuestro. Esto es totalmente falso, ya que la empresa apuesta por los productos nacionales. La empresa admite que siempre que sea posible y la calidad del producto sea adecuada, "elige productos españoles". Esta alerta vino de la mano de las naranjas, ya que diversos usuarios criticaron a la compañía por importarlas. Mercadona se defendió manteniendo que solo importaban naranjas durante algunos meses. Admitieron, además, que el 90% de naranjas que comercializan son de origen nacional.

Los chicles de Mercadona, perjudiciales para la salud 

Los protagonistas de una nueva mentira fueron esta vez los chicles de la marca Hacendado. Volvió a difundirse gracias a una publicación de Facebook que aseguraba que los chicles de Mercadona son muy perjudiciales y hacía hincapié en algunos de sus componentes: óxido de titanio, aspartamo, acesulfamo K y sucralosa. Añadía que estos elementos podrían causar ceguera e incluso la inflamación del páncreas y del músculo del corazón. Este bulo fue desmentido por una farmacéutica que afirmaba que los aditivos no suponían ningún peligro para nuestra salud.

La mayonesa causa problemas de salud

No solo los chicles: la mayonesa de Mercadona tampoco es buena para nosotros. Así volvió a a la carga una nueva publicación de Facebook, completamente falsa. En este caso denunciaba que el producto contiene ácido etilendiaminotetraacético (EDTA), que "inhibe la absorción de minerales y hierro por el organismo". Su autora aseguraba también que podría provocar problemas de salud si se consumiera en grandes cantidades. En esta ocasión, Miguel A. Lurueña, Doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, se encargó de desmentir este mito. Dedicó un hilo de twitter en el que reconoció que el EDTA podría secuestrar metales y por ello se utiliza en la elaboración de muchos alimentos procesados, porque los metales favorecen las reacciones de oxidación. Sin embargo, advertía que no absorbería los metales de nuestro organismo porque para ello se requeriría el consumo de dosis extremadamente altas.

El peligro de los bulos

Si nos paráramos a pensar en todos los bulos existentes y en qué habría pasado si nos los hubiéramos creído, llegaríamos a la conclusión de que hoy no sabríamos qué comer, con qué acicalarnos o en qué páginas de internet podríamos confiar. Como siempre, la única solución es contrastar la información, fijarse en los detalles y confiar en aquello que conocemos como verdad.

No obstante, es cierto que existen aplicaciones como Yuka o My Real Food, que mediante el código de barras de los alimentos o productos nos proporcionan su información y nos recomiendan o no su uso. Uno de los defectos de Yuka es que otorga demasiada importancia a los aditivos y califica a todos ellos como algo perjudicial cuando algunos son imprescindibles. Asimismo, valora de mejor forma a los productos "ecológicos", aunque a día de hoy no existe ningún estudio que corrobore que los productos eco sean más sanos que los que no lo son. Por otra parte, MyRealFood es una app especializada en el grado de procesamiento de la comida. Premia los productos poco procesados y con buenos perfiles nutricionales.

Aunque son herramientas muy útiles, no debemos olvidar el confiar siempre en las palabras de los expertos y no quedarnos con la primera información que encontramos.

Artículos recomendados

Comentarios