Buscar
Usuario

Noticias

El desgarrador vídeo de un italiano en cuarentena con su hermana muerta por coronavirus

Un vecino de Napolés ha confirmado este miércoles que él junto a su familia tienen el virus y denuncia el abandono por parte de las instituciones.

El desgarrador vídeo de un italiano en cuarentena con su hermana muerta por coronavirus

Luca Franzese es un ciudadano de Napolés (Italia) y ha difundido un vídeo por YouTube en el que cuenta a cámara la situación que está sufriendo su familia como consecuencia del coronavirus. Su hermana con epilepsia, que se encontraba entre la población de riesgo, murió a causa del COVID-19. El joven denuncia el abandono por parte de las autoridades italianas, ya que nadie se hace cargo del cuerpo de su hermana y la familia se encuentra recluida junto el cádaver en la casa familiar.

"Ella no puede tener la despedida que se merece porque las instituciones me han abandonado. Mi hermana tenía un tipo de epilepsia, era una persona de riesgo, es una vergüenza porque el médico no ha venido a casa, ni ninguna institución le ha hecho caso", ha narrado el italiano.

En el vídeo explica cómo tuvo que hacerle el boca a boca a su hermana para intentar salvar su vida y que podría estar en la calle contagiando a todo el mundo. Por este motivo el hombre ha decidido someterse a una cuarentena en su casa. 

La funeraria tampoco les ha atendido

El protocolo establecido en Italia dicta que nadie debe acercarse a un cádaver durante un tiempo para evitar posibles contagios y que la enfermedad se propague. Sin embargo, el joven tuvo que hacerlo para intentar evitar la muerte de su hermana. Una vez muerta la funeraria tampoco ha atendido su llamada.

"Estoy destruido con todo el dolor del mundo y tengo que luchar contra esta situación con mi hermana muerta en la cama y sin saber qué hacer", se lamenta mientras a sus espaldas se puede ver claramente el cuerpo de su hermana en una cama.

Actualmente Italia supera los 10.000 casos de contagios y suma ya 631 muertes. A raíz de estos datos las autoridades decidieron cerrar el país. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció que los ciudadanos debían permanecer en sus casas y que estaban prohibidos los desplazamientos a no ser que fueran por motivos laborales o de extrema necesidad, como podría ser por salud. El cierre de escuelas se extendió hasta el 3 de abril en todo el territorio.

Artículos recomendados

Comentarios