Buscar
Usuario

Noticias

Desalojadas más de 5.000 personas del Festival Rabolagartija por fuertes rachas de viento

Las condiciones meteorológicas han obligado a la organización del festival Rabolagartija a desalojar a los asistentes de la zona de acampada.

Desalojadas más de 5.000 personas del Festival Rabolagartija por fuertes rachas de viento Desalojadas más de 5.000 personas del Festival Rabolagartija por fuertes rachas de viento

Foto: Festival Rabolagartija

Los cambios meteorológicos que se están viviendo en los últimos días en la península ibérica han comportado grandes desastres. Tormentas, granizo o fuertes vientos, entre otros condicionantes, han sido los que han ocasionado que vivamos esta última semana con la mirada puesta en el cielo. Tras lo sucedido en el Festival Medusa de Cullera, han sido distintos los eventos culturales que han tenido que optar por tomar medidas preventivas con la intención de salvaguardar la seguridad de los asistentes. Uno de ellos ha sido el festival Rabolagartija de Villena, donde más de 5.000 personas han tenido que ser desalojadas por las fuertes rachas de viento.

Los hechos sucedieron durante la noche del sábado, cuando una ráfaga de viento hizo que algunos de los soportes de los toldos habilitados en la zona de acampada se cayesen. La organización del festival junto a los Bomberos de la Diputación de Alicante decidieron que lo mejor sería desalojar la zona de camping para evitar que existan mayores desperfectos y daños entre los asistentes.

En este caso, el festival Rabolagartija siguió con la programación existente y es que la zona donde se realizaban los conciertos no contaba con ningún elemento que pudiera poner en peligro la integridad de los asistentes. De este modo, las fuertes rachas de viento que se producían desde primera hora de la tarde únicamente afectaban a la zona de acampada.

Con una situación meteorológica cambiante, los asistentes dejaron paso a los trabajadores del festival y especialistas montadores para proteger y garantizar la seguridad del camping. Desde el propio festival quisieron tranquilizar a los asistentes, indicándoles que "Técnicos y montadores especializados están revisando las estructuras principales, como escenarios y carpas, para garantizar que las instalaciones siguen en perfecto estado".

Varias horas más tarde, y con las rachas de viento neutralizadas, se notificaba a los asistentes al festival que la zona de acampada sombra ya era segura, por lo que podían regresar a las instalaciones sin preocuparse por los posibles desperfectos que se habían producido en las inmediaciones.

Varios festivales valencianos afectados

La seguridad en los grandes festivales es lo más importante, y son muchas las organizaciones que han decidido que es mejor no arriesgar. Este es el caso del Crazy Urban Festival de Torrevieja donde el ayuntamiento de la localidad y las autoridades competentes decidieron que era mejor cancelarlo por las inclemencias meteorológicas y la inestabilidad que estaba prevista en el parque Antonio Soria, instalación donde se iba a producir el evento.

El festival SOM Castelló tuvo que tomar una decisión similar, y es que las fuertes rachas de viento, junto al reventón térmico de la jornada anterior pusieron en peligro la integridad de los asistentes. De este modo, tuvieron que cancelar el concierto de Leiva que estaba previsto para la jornada del sábado. En un breve comunicado compartido en redes sociales, los organizadores notificaban que "Tras la reunión con las autoridades competentes en materia de emergencias, y debido a las condiciones climatológicas, nos vemos obligados a tomar la decisión de cancelar el concierto de Leiva finalmente. Lamentamos las molestias ocasionadas".

Artículos recomendados

Comentarios