Buscar
Usuario

Noticias

Denuncian a Lucía Etxebarria ante la Fiscalía de Madrid por presunto plagio de su libro 'Mujeres extraordinarias'

Después de meses haciendo frente a acusaciones de plagio, el caso se formaliza con una denuncia ante la Fiscalía Provincial de Madrid.

Denuncian a Lucía Etxebarria ante la Fiscalía de Madrid por presunto plagio de su libro 'Mujeres extraordinarias'

Foto: GTres

Corren malos tiempos para Lucía Etxebarria. A las polémicas tránsfobas que acumula hay que añadir las acusaciones de plagio sobre su libro 'Mujeres extraordinarias: Una historia de mentiras' que publicó en el año 2019 y editó la propia autora. El ensayo hace un repaso a las biografías de importantes mujeres de la historia, desde María Magdalena a Madonna pasando por Frida Kahlo o Lola Flores. Sin embargo, de sus 560 páginas, hasta un 50% podría tratarse de plagio.

Fue el pasado mes de septiembre de 2020 cuando, a través de las redes sociales, comenzaron circular sólidas evidencias de que el ensayo de la valenciana podría haber incurrido en un presunto delito de plagio. La fotógrafa Gem Muay, mediante un extenso hilo de Twitter, ha analizado los más de cien perfiles que componen la obra encontrando, según señala, "150 artículos copiados" de unos "100 autores con nombre y apellidos". "El resto son artículos sin autor o de Wikipedia", apunta. Medios como El País, ABC, La Vanguardia, El Periódico, Vanity Fair, National Geographic o eCartelera serían solo algunas de las publicaciones a las que Etxebarría habría presuntamente plagiado.

No obstante, Muay aclara que su investigación se reduce a webs, no a libros, por lo que el escándalo podría ser mayor. Y es que 'Mujeres extraordinarias: Una historia de mentiras' no contiene bibliografía y solo aporta un pie de página (concretamente en la página 412) para hacer una aclaración sobre un personaje de 'The Aventures of Huckleberry Finn'. "Supuestamente todo debe haber salido de la mente tan excepcional de la autora", ironiza la fotógrafa.

Habiendo recopilado todas estas pruebas, según ha podido saber Los Replicantes en exclusiva, Gem Muay ha decidido denunciar oficialmente a Lucía Etexebaria ante la Fiscalía Provincial de Madrid por un un presunto delito de plagio.

Según la Real Academia de la Lengua, plagiar consiste en copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias. Es importante saber que no toda coincidencia entre dos o más trabajos supone un plagio: solo cuando se trata de coincidencias estructurales básicas y fundamentales, y no cuando son accesorias o añadidas.

Desde un punto de vista legal se considera plagio, por un lado la copia total o parcial no autorizada de una obra ajena, y por otro la presentación de una obra que no es nuestra como si lo fuera, haciéndonos pasar por el verdadero autor. El delito tiene lugar en el momento en el que se produce la divulgación, la publicación y la reproducción de una obra a nombre de un autor distinto del original, ya que se están vulnerando sus derechos morales y de propiedad intelectual del mismo, además de perjudicar un posible beneficio económico para el verdadero autor.

La propiedad intelectual de una obra supone que su autor tiene la plena disposición y un derecho exclusivo de explotación. El Código Penal en sus artículos 270 a 272 castiga las conductas que, de forma intencionada y para obtener un beneficio, atenta contra este derecho, como es el plagio. Quien cometa este delito puede ser condenado a prisión de 6 meses a 4 años, dependiendo de la gravedad. Pero siempre, para advertir la existencia del delito es necesaria una intencionalidad, es decir, realizar la conducta prohibida a sabiendas y conocimiento y voluntad. También es necesario que no exista autorización por parte del titular de los derechos, y la obtención de un beneficio, ya sea directo o indirecto.

Algunos de los autores víctimas del presunto plagio se habrían enterado gracias al hilo de Twitter de Gem Muay y no han dudado en compartirlo a través de sus redes sociales.

Etxebarria se defiende

Ante las acusaciones de plagio, Lucía Etxebarria ha intentado defenderse acusando Muay, sin prueba alguna, de ser "una persona en paro, y con antecedentes de enfermedad mental". Incluso la señala como responsable de haber enviado mensajes "a todas las librerías y medios de comunicación del país" para conseguir que se retire su libro de las estanterías. Sin embargo, ningún medio de comunicación ni librería ha confirmado haber recibido estos supuestos mensajes.

Según Etxebarria, "el plagio debe serlo de obras, y no de simples ideas, nunca de datos que están en el acervo común, y que han sido tomados de fuentes que, a su vez, han tomado los datos de otras obras". Cabe señalar, no obstante, que en la investigación llevada a cabo por Muay compara páginas del ensayo de la valenciana con las webs a las que presuntamente habría plagiado, encontrándose textos enteros calcados.

"Plagio es copiar una obra literaria. El plagio debe consistir en una copia sustancial. La absorción de determinados elementos no esenciales de una obra ajena no denota un plagio, máxime si esos datos a su vez fueron tomados de otras fuentes anteriores", ha defendido la escritora, que incluso se ha pasado por la televisión para victimizarse y acusar de que todo se trata de una campaña de desprestigio por su oposición a la Ley Trans.

Después de la polémica generada en redes sociales por esta cuestión, Lucía Etxebarria incluso ha reiterado en varias ocasiones que el caso se lleve a los tribunales. "Si quiere demostrar algo que lo haga en los tribunales, no en Twitter", lanzó. "Se me está acusando de plagio sin que exista ninguna acusación formal en el juzgado", exclamó en otra ocasión. Dicho y hecho.

No es la primera vez

Lo cierto es que no es la primera vez que Lucía Etxebarria tiene que hacer frente a acusaciones de plagio. Ya en 2001, la revista Interviú destapó que en su en su libro 'Estación de Infierno' habría plagiado al poeta leonés Antonio Colinas. Etxebarria demandó a la revista por un presunto delito de intromisión en el honor, pero Interviú fue absuelta en 2003 por el juzgado de primera instancia número 52 de Madrid.

Más adelante, en 2006, el juzgado de lo mercantil número 2 de Valencia admitió a trámite una demanda civil por "apropiación indebida" y "vulneración del derecho de propiedad intelectual" presentado por el psicólogo Jorge Castelló. Según su denuncia, Lucía Etxebarria habría copiado párrafos completos de su artículo 'Dependencia emocional y violencia doméstica', publicado en 2004 en la web Psicocentro, en su ensayo 'Ya no sufro por amor' (2005). Finalmente no llegaron a juicio pues llegaron un acuerdo extrajudicial por el que la escritora reconocía que había utilizado los textos del psicólogo y acordaba pagarle 3.000 euros de indemnización. Según Etxebaria, el incidente se había debido a un error material al haberse omitido las notas a pie de página donde indicaba la autoría de Jorge Castelló.

Comunicado de la denunciante: Gem Muay

Para formalizar la denuncia ante la Fiscalía, Gem Muay ha querido explicar los motivos que la han llevado a dar este paso, motivado especialmente por la postura de Etxebarria, que "lejos de pedir disculpas y asumir que había plagiado fragmentos de fuentes sin citar, ha seguido insistiendo en que no lo ha hecho". Por si fuera poco, la escritora también ha tratado de desacreditar a la fotógrafa "utilizando argumentos surrealistas y absurdos como que tengo 'pene funcional', calificarme como 'una persona en paro y con antecedentes de enfermedad mental'. A continuación, reproducimos en exclusiva el comunicado de la denunciante:

"Hoy quiero hacer pública una decisión que no ha sido fácil.

Hace tiempo cayó en mis manos el libro "Mujeres Extraordinarias. Una historia de mentiras" de Lucía Etxebarria. Y hubo una cosa que me llamó la atención: ¿un libro sobre biografías de 550 páginas sin bibliografía? Me pareció algo muy raro. Así pues, lo que empezó por curiosidad acabó siendo el descubrimiento de más de 150 artículos plagiados, la mayoría de ellos de personas con nombre y apellidos que no se citan en ninguna parte a lo largo del libro.

Mi hilo se viralizó en poco tiempo y Etxebarria, lejos de pedir disculpas y asumir que había plagiado fragmentos de fuentes sin citar, ha seguido insistiendo en que no lo ha hecho. Y ha intentado desacreditarme utilizando argumentos surrealistas y absurdos como que tengo "pene funcional1", calificarme como "una persona en paro y con antecedentes de enfermedad mental" y que "habría enviado mensajes a todas las librerías y medios de comunicación del país." Ninguno de estos hechos es verdad, y no entiendo qué tienen que ver con la evidencia de que ha copiado textos enteros de otros autores.

En múltiples ocasiones, Lucía Etxebarría ha reiterado que se la acusa de plagio "sin que exista ninguna acusación formal en juzgado". Así pues, lleva cuatro meses intentando justificar que mientras nadie la denuncie no la pueden acusar de plagio cuando las pruebas son más que evidentes y los propios autores plagiados han salido públicamente para confirmar que esos textos eran suyos.

Es por esto que, después de meditarlo mucho y pensar en los pros y los contras, he decidido denunciar ante la Fiscalía Provincial de Madrid estos hechos. Yo no saco ningún beneficio de esto (de hecho, me ha costado dinero hacer todas las gestiones), pero pienso en todos esos periodistas, historiadores o escritores que han visto cómo su trabajo era usurpado para acabar en un libro en el que ni siquiera se les cita mientras otra persona se lleva el mérito y el rédito económico.

Espero que mi denuncia sirva de base para que estos autores puedan reclamar lo que les pertenece".

Artículos recomendados

Comentarios