Buscar
Usuario

Noticias

Denunciado tras golpear, castrar, mutilar, apuñalar y hundir el cráneo de un perro

El acusado, con antecedentes similares, no ha sido detenido: los vecinos se han movilizado para exigir justicia tras la muerte del perro.

Denunciado tras golpear, castrar, mutilar, apuñalar y hundir el cráneo de un perro

Un hombre ha sido denunciado por el brutal asesinato de un perro. Sus vecinos se han movilizado para exigir justicia por su brutal asesinato: su dueño le extirpó los testículos, apuñaló, hundió el cráneo, explotó el ojo derecho y dejó moribundo.

Los hechos se produjeron en la localidad de Villa Ballester (Buenos Aires, Argentina). "Cuando los vecinos comenzaron a escuchar los gritos del perro llamaron a emergencias y a la comisaría, pero les dijeron que no podían hacer nada", ha contado el activista por los derechos de los animales Fernando Pieroni a través de las redes sociales. Y añadió: "A la noche, lograron que fuera una patrulla después de insistir. Apenas este hombre abrió la puerta, el perro salió corriendo.

El perro fue trasladado inmediatamente a una clínica veterinaria del barrio de Saavedra. Una vez en el lugar, intentaron salvar su vida, pero fue imposible. El animal tenía extirpados los testículos, un corte de grandes dimensiones en el estómago que dejó sus órganos expuestos, el cráneo hundido y el ojo estallado por la fuerte agresión que le había propinado el acusado.

Los vecinos exigen justicia "Los vecinos exigen justicia"

A pesar de las denuncias, del desenlace y de todas las pruebas, el hombre no fue detenido. Los vecinos se han manifestado desde entonces frente a su domicilio para exigir justicia, tal y como señala la emisora local Radio Mitre. Aseguran que ya ha amenazado con cuchillos a varios vecinos y temen que este desenlace pueda repetirse en otra ocasión.

Antecedentes

Manifestación para exigir justicia tras el asesinato del perro "Manifestación para exigir justicia tras el asesinato del perro"

El hombre, de 26 años, ya tenía antecedentes por actos similares, pero hacía tiempo que había vuelto a su casa. "Queremos que lo internen, porque él ya estuvo internado y no sabemos por qué salió. Los vecinos están asustados", ha señalado uno de los manifestantes.

Nadie comprende cómo no se ha hecho justicia tras comprobar la agresión que propinó a su propio perro y el resultado: el animal perdió la vida y las heridas evidencian un grado de violencia y crueldad intolerables.

Artículos recomendados

Comentarios