Buscar
Usuario

Noticias

Unos padres dejan morir a su bebé enfermo porque "Dios no comete errores"

Unos padres estadounidenses se negaron a proporcionarle el tratamiento a la enfermedad que padecía el recién nacido.

El fundamentalismo religioso es capaz de todo. Hasta de permitir que una criatura inocente fallezca bajo la excusa de que el Todopoderoso no comete fallos en la creación de sus fieles servidores.

Es lo que pensaron Rachel Joy Piland y su marido Joshua Barry Piland cuando fueron advertidos sobre los daños cerebrales que podría sufrir su bebé si no era tratado clínicamente. Tras asegurar que "Dios no comete errores", el recién nacido fallecía a los tres días de llegar al mundo.

Rechazo a los tratamientos

Ambos progenitores fueron advertidos por la comadrona sobre la ictericia que el bebé comenzaba a sufrir un día después de su nacimiento. Asimismo, les encomendó a comenzar el tratamiento adecuado para evitar que la niña sufriera daños cerebrales mortales.

La policía se encontró a la familia del bebé fallecido rezando para 'resucitarlo' "La policía se encontró a la familia del bebé fallecido rezando para 'resucitarlo'"

Sin embargo, los padres cancelaron todas las citas que tenían con la comadrona para que llevara a cabo una revisión del recién nacido y la madre rechazó tratar a su hija bajo la premisa de que "Dios no comete errores", según declaró posteriormente el inspector de la Policía.

La niña comenzó a tener problemas respiratorios que le impidieron alimentarse. Tres días después, fallecía. El hermano de la madre avisó a las autoridades de la muerte. Cuando la policía se presentó en el hogar, pudo observar como la familia de la pequeña estaba rezando para "resucitarla", algo insólito y totalmente macabro.

Homicidio involuntario

Tras un examen médico, se diagnosticó que el bebé sufría un estado de hiperbilirrubinemia. Esta enfermedad produce un aumento del nivel de bilirrubina en la sangre que se acumula en los tejidos y puede desembocar en una coloración amarillenta de la piel, dando lugar al fenómeno de la ictericia y llegando a provocar la muerte si no se trata a tiempo.

Los padres pueden enfrentarse hasta a 15 años de cárcel acusados de un homicidio involuntario. Resultan hasta pocos si se examina la gravedad del caso.

Artículos recomendados

Comentarios