Una mujer deja su trabajo para amamantar a su novio cada dos horas

Una mujer deja su trabajo para amamantar a su novio cada dos horas

La joven inglesa ha dejado su trabajo para dedicarse a tiempo completo a la Relación de Amamantamiento Adulto.

Si hay algo que tenemos claro todos es que el trabajo de una recién estrenada madre es de los más sacrificados y a veces poco reconocido. No obstante, no estamos aquí para hablar de este tipo de trabajo, al menos no en su naturalidad inicial. La noticia es la renuncia de Jennifer Ludford a su puesto de trabajo, pero no para dedicarse a su hijo recién nacido, sino para amamantar a su novio Brad Leeson cada dos horas.

Por extraño que parezca la práctica tiene un nombre: Relación de Amamantamiento Adulto, traducción de su original "Adult Breadfeeding Relationship", una práctica sexual en la que Ludford engaña a su cuerpo dando de mamar a su chico cada dos horas logrando estimular la secreción de leche materna de un hijo inexistente.

Jessica, según declaraciones al tabloide The Sun, encontró este tipo de prácticas buscando en Internet tras descubrir que su excitación sexual predilecta era la de la estimulación de sus glándulas mamarias. Y parece ser que esa búsqueda fue fructífera pues gracias a ello descubrió la ABR y con ello se lanzó a buscar a su "lactante". sin embargo, aunque la joven buscó en diversas apps de ligoteo y otros sistemas no encontró a ningún pretendiente con tan particulares gustos.

Jessica ahora se dedica a amamantar a su novio "Jessica ahora se dedica a amamantar a su novio"

Afortunadamente para Jessica, las segundas oportunidades a veces son viables, y ahí entra Brad Leeson, la actual pareja de Ludford, que era un antiguo exnovio que tenía una cierta predisposición a los pechos de gran tamaño. Tras una conversación entre ambos acabaron probando esta práctica erótica, y resultó satisfactoria ya que en palabras de la joven, en ese momento supo que "era mi compañero de vida". Tanto es así que ha decidido dedicar literalmente su vida a amamantar a su chico.

Este tipo de lactancia a la pareja le supone tener entre 10 y 12 relaciones al día, un ritmo de vida que le ha ocasionado sacrificar la vida laboral de la joven que como mencionábamos ha renunciado a su trabajo por ello. Sin embargo, no se muestra arrepentida de ello pues este tipo de relación les ha supuesto "un vínculo que no podría crear con nadie más".

Prácticas sexuales para todos los gustos

Esta denominada "relación de amamantamiento adulto" puede que resulte totalmente asombrosa a ojos de muchos replicantes, sin embargo, hay prácticas sexuales para casi cualquier individuo, y por supuesto todas ellas respetables dentro de unos límites legales.

Recientemente conocimos los 'Highsexuales', que son aquellos heterosexuales que con un poco de marihuana despiertan sus instintos homosexuales. Además, también existe el llamado 'Pegging' que es el término que se le ha dado al conocido cambio de rol entre parejas en las que es el hombre quien es penetrado por la mujer. En definitiva y como bien indicábamos hay prácticas sexuales para todos los gustos.

Comentarios