Deja abandonada a su hija de 10 años en un desierto sin agua ni zapatos

Deja abandonada a su hija de 10 años en un desierto sin agua ni zapatos

La pequeña asegura que su padre la mordió y golpeó en la cabeza antes de abandonarla.

Charles Watson, un hombre estadounidense de 28 años, ha sido detenido en Arizona después de haber dejado abandonada a su hija de tan sólo 10 años en un desierto sin provisiones de agua ni zapatos.

La pequeña, que permaneció perdida en el desierto durante un largo período de tiempo, soportando el fuerte sol y temperaturas superiores a los 32 grados, fue salvada por un transeúnte que la localizó por casualidad.

El padre, sin embargo, asegura que a los 15 minutos volvió al lugar en el que la abandonó, pero que no tuvo la oportunidad de encontrarla, a pesar de los ingentes esfuerzos que realizó.

Los hechos comenzaron cuando, según ha podido determinar las autoridades, tanto padre como hija comenzaron a discutir. Charles consideró que la mejor opción para calmarla era coger su camión, subirse con ella y abandonarla en medio de un desierto para que reflexionase durante un cuarto de hora, tal y como señala el NY Post.

Charles Watson está acusado por un delito de maltrato infantil "Charles Watson está acusado por un delito de maltrato infantil"

Al cabo del rato, regresó al lugar, según su versión, pero ya era tarde: la niña había desaparecido. Sin embargo, una persona que vagaba por la zona pudo escuchar sus llantos y, cuando la vio descalza y abandonada, acudió en su rescate, la llevó a casa y llamó a las autoridades.

Según la pequeña, el padre le había golpeado y mordido en la cabeza antes de dejarla sola, por lo que padecía fuertes dolores en la zona que, además, se habían extendido al cuello.

Por todo ello, fue trasladada a un hospital, mientras que las autoridades han decidido retirarle la custodia de manera temporal hasta que se celebre el juicio. La pequeña permanece ahora en un centro de menores.

El padre, ahora, está acusado de un delito de maltrato infantil que le mantiene en prisión. Las autoridades aseguran que detuvieron al padre durmiendo y que desprendía un fuerte olor a alcohol.

Comentarios